Aplicaciones seguras y optimizadas | Artículos | 04 NOV 2015

APIs, el secreto mejor guardado para innovar en la economía de las aplicaciones

Tags: Opinión
IBM SmartCloud para Aplicaciones Sociales
Autor: Alfredo Velasco, Solution Strategist, CA Technologies Iberia

Vivimos en la economía de las aplicaciones: un mundo interconectado y móvil, basado en aplicaciones, que descansa en la palma de nuestras manos. Y está extendiéndose muy deprisa. De acuerdo con el estudio encargado por CA Technologies a Zogby Analytics, aproximadamente el 50% de consumidores ha utilizado aplicaciones en los últimos seis meses para comunicarse a través de las redes sociales, comprar, buscar un producto o ver un vídeo.

Las aplicaciones son el nuevo punto de interacción entre las marcas y los consumidores. Las empresas se están esforzando mucho para proporcionar las mejores experiencias digitales a esos consumidores e incrementar los ingresos - usando cloud computing y las redes sociales, y conectando a sus empleados y partners de negocio directamente con los datos de la empresa, en cualquier momento y lugar.

Tomemos como ejemplo las redes sociales. Cuando un usuario del servicio de televisión Netflix desea ver un contenido en su iPad, puede autenticarse vía Facebook. Después de ver el contenido, Netflix permite al usuario múltiples maneras de proporcionar un comentario en las redes sociales. Pueden, por ejemplo, puntuar el contenido, escribir una opinión y compartir lo que ven con sus contactos.

El desarrollo de Internet de las Cosas también está impulsando la creación de nuevos servicios basados en aplicaciones. McKinsey & Company estima que en 2020 habrá 50 mil millones de dispositivos conectados y que el sector del internet de las cosas alcanzará un valor total de 6,3 trillones  de dólares.Según un estudio realizado por Forrester Consulting para CA Technologies el 94% de los ejecutivos de negocio afirman que es necesario lanzar aplicaciones más deprisa. ¿Pero cómo?

Las API (Application Programming Interfaces) son la verdadera fuerza motriz del crecimiento de la economía de las aplicaciones, y las compañías ya han visto la necesidad de adoptar APIs a medida que avanzan en la transformación digital de sus negocios.  ¿Pero, qué es una API? Esencialmente es un conjunto de reglas que determinan cómo una aplicación habla con otra. En la Web, las APIs hacen posible que servicios como Google Maps o Facebook permitan a otras aplicaciones incluir sus servicios. Esto hace posible que un usuario  pueda autenticarse en su aplicación de taxi favorita, utilizando para ello la aplicación de su línea aérea y reservar un vehículo a su llegada al aeropuerto. Es rápido, simple y muy útil.

Los desarrolladores de software que están creando estas aplicaciones innovadoras, se apoyan en las APIs como herramienta para acceder a los datos de negocio en tiempo real. Por ejemplo, un desarrollador que escribe una aplicación móvil para una cadena de distribución puede fácilmente dibujar localizaciones en un mapa, activar servicios de pago y permitir a los usuarios compartir su actividad a través de las APIs de Google Maps o de Facebook.

 

La gestión de las API ayuda a incrementar el negocio digital

Hay algo importante a tener en cuenta. Es necesario tener resueltos los aspectos relativos a la seguridad, rendimiento y formatos de datos  críticos, para que el intercambio de datos a través de las API sea seguro, fiable y rentable entre desarrolladores, aplicaciones móviles, partners y servicios en la nube. La gestión de las API resuelve todos estos temas, publicando, promocionando y gestionando las APIs de una forma segura y escalable. Para ello primero se integran y exponen los servicios de negocio como APIs. Esto significa que unos servicios pueden hablar con otros, tales como Airbnb con Facebook, o la aplicación de su línea aérea con la central de reservas, por ejemplo.

En segundo lugar, las soluciones de gestión de API permiten que los desarrolladores puedan crear aplicaciones fácilmente accediendo a un portal con información completa en el que pueden descubrir qué APIs pueden usar, o cómo construir y probar aplicaciones con las APIs publicadas. El resultado esperado es evidente: innovar más deprisa.

En tercer lugar, las soluciones de gestión de APIs aseguran que los datos de su compañía que van a utilizarse cumplen los estándares regulatorios y también verifican quién puede acceder a las APIs y cuándo. Las soluciones de gestión de API crean una capa de seguridad alrededor de las APIs para asegurar que solo pueden acceder a ellas aplicaciones y usuarios de confianza – es así como se combate un mal uso o posible ataque sobre los sistemas internos.

El estudio de Forrester Consulting  revela que con la gestión de APIs, el tiempo de llegada al mercado de las aplicaciones que necesitan integrar conjuntos de datos de diferentes fuentes se acelera en un 97%, En términos de calendario sería como pasar de 90 a tres días. Adicionalmente las empresas señalaron que el retorno de la inversión de la herramienta de gestión de APIs era de un 275% y que se amortizaba en 12 meses. 

Las compañías que están innovando usando APIs necesitan preguntarse cómo mantener el control sobre los datos corporativos cuando salen de la empresa. La gestión de APIs hace todo esto, y permite a las empresas lanzar nuevas iniciativas de negocio muy rápido, innovando en el mercado de forma completamente segura y eficiente en costes, para tener éxito en la economía de las aplicaciones.   

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información