| Artículos | 28 MAR 1997

AGF Unión Fénix

La fusión hace la fuerza
Ana Gª Huerta.

Cuando a mediados de 1994 dos de las mayores compañías de seguros de este país, AGF y Unión el Fénix, anunciaron su fusión comenzaba una tarea complicada para unir las estructuras de ambas compañías. El camino no ha sido fácil en ninguno de los niveles, y en lo que respecta a la informática, la unificación total no se produjo hasta finales de 1995. Ahora, esta compañía se enfrenta a retos comunes al del resto de las empresas de cualquier sector como son el año 2000 y la adaptación al Euro, y a desafíos propios centrados en el sistema de mediadores o la creación de un sistema de clientes más avanzado.

El año 96 fue el primer año de normalidad tras la fusión. Ya se habían resuelto todos los problemas que siempre trae consigo una integración de dos compañías en lo que respecta a plantilla, sistemas y adaptación al conocimiento y filosofía empresarial de ambas. A lo largo de 1996 se llevó a cabo un plan informático en el cual se contemplaban dos partes importantes: los planes estratégicos, seis en total y, por otro lado, las peticiones de usuario en cuanto a modificaciones y ampliación de sus sistemas.

"De esos seis planes, dos de ellos eran la realización de acciones estratégicas de sistemas de información: uno para AGF Unión Fénix y otro para Fénix Directo, las dos compañías del grupo. Por otra parte, los otros cuatro proyectos estratégicos se concretaban en la creación del centro de información, del sistema de mediadores y de los sistemas contable y de clientes", explica José Antonio Pellejer, Director de informática de AGF Unión Fénix.

"En lo referente al centro de información (Pellejer prefiere esta denominación a la de data warehouse), durante 1996 nuestro objetivo era incorporar la base de la pirámide, todos los datos operativos: carteras, siniestros, recibos y reaseguros, cuadrarlos y realizar un diccionario de datos".

El proyecto, que aún sigue vivo, se está llevando a cabo con la colaboración de SAS y su objetivo final es generar conjuntos de datos elementales apoyados en un diccionario de datos básicos, con conceptos claros y unificados que todo el mundo interprete de la misma forma.

En el proyecto centrado en el sistema de mediadores, la intención ha sido conectarlos a todos con un sistema informático acorde con sus requerimientos, que siempre son distintos al del resto de empleados de la compañía. "Así, el objetivo era disponer de un sistema que facilitase al mediador una herramienta en la cual pudiese gestionar todos sus subsagentes, los contratos con estos subagentes, su control de recibos, conocer su cartera de clientes, hacer segmentaciones. En una palabra, gestionar su cartera desde el punto de vista comercial. Les dábamos capacidad de visión y capacidad de consulta para atender a sus clientes", comenta José Antonio Pellejer.

En el proyecto relativo al sistema contable se trataba de elegir un paquete para realizar la contabilidad generalde la compañía. Se hizo una selección de los cuatro sistemas más importantes del mercado y en ella entró un paquete interno, desarrollado en la casa madre y conocido como SCF, que al final resultó ser el elegido para tal función.

El otro proyecto estratégico era el de clientes con tres orientaciones: calidad de datos, mejorar la operatividad de las aplicaciones relacionadas con los clientes y, por otro lado, la formación.

"Todos estos planes se han llevado a cabo durante 1996 y en el año en curso se están realizando ampliaciones y proyectos de futuro sobre ellos", explica el Director de informática de AGF Unión Fénix.

Un repaso a la migración

Cuando se llevó a cabo la unificación de las dos plataformas informáticas, las concepciones de las dos empresas, aunque eran dispares, tenían la misma cultura IBM desde el punto de vista técnico. Por parte de AGF existía un 3090 con sistema operativo MVS y discos 3380 y 3390 y en la Unión y el Fénix se encontraba un 9021 modelo 620.

Al comenzar la unión, el sistema de AGF desaparece, mientras que el sistema de La Unión y el Fénix se transforma en un modelo más potente, un 720. Los sistemas de almacenamiento anteriores también desaparecen, ocupando su lugar unidades Symmetrix.

En la parte del usuario todas las oficinas están conectadas a la central de teleproceso a través de unos 1.800 terminales, PCs en su mayoría. En las oficinas de las grandes capitales de provincia y en las seis direcciones regionales existen entornos LAN, interconectando a todas ellas. Asimismo, existen más de 200 agentes conectados mediante PCs a través de X.32, de forma que pueden conectarse con el ordenador central para diversas tareas.

"El 96 ha sido un año de transición. Hemos pasado ahora a hacernos un planteamiento de futuro a través de los planes estratégicos. Por medio, igualmente, de un cambio de organización nos hemos atrevido a asumir un riesgo que esperamos dé sus frutos positivos. Se trata de pasar de una estructura jerarquizada verticalmente a, tras realizar la fusión, pasar a estar organizados más horizontalmente. Se ha creado una figura, la del gerente, que tiene a su cargo varias unidades y realiza una función de representante. Es el que recoge todas las peticiones de la unidad, conoce su problemática, analiza las acciones a tomar y realiza un anteproyecto para elevarlo después a la dirección. El usuario ha reaccionbado muy bien y se siente cómodo porque sabe exactamente a quién tiene que dirigirse cunado tiene un problema. Siempre va a haber una persona de referencia del más alto nivel encargada de resolver los problemas, porque nos hemos preocupado de que sean personas altamente capacitadas para asumir este tipo de tarea", asegura Pellejer.

Hay también actividades dentro de la empresa que se llevan a cabo a través de la externalización, como pueden ser las facetas de impresión o las de atención telefónica, aunque hay otras labores que más tarde o más temprano también se acabarán externalizando. Esta práctica supone un adelanto considerable porque supone dejar en manos de profesionales especializados tareas que no son vitales para AGF Unión Fénix, y que su puesta en práctica resultaría más gravosa si se llevaran a cabo internamente.

Cuando se materializó la fusión entre AGF y la Unión y el Fénix Español, la unión de ambas plantillas informáticas dió como resultado un número 212 trabajadores. "Esta cifra resultaba demasiado elevada y se procedió a intentar optimizarla. Actualmente existen 144 en la plantilla del departamento de sistemas, un número que todavía sigue siendo alto", comenta el Director de informática de AGF Unión Fénix.

Planes para 1997

Los proyectos de futuro que se han trazado para 1997 son todos de tipo estratégico y vienen derivados del plan general que se trazó en 1996.

"Queremos dedicar una mayor atención a nuestros clientes, entendido el concepto cliente en toda la extensión de su palabra: asegurados, agentes y todo aquel que tenga, de una manera u otra, contacto con el mundo de los seguros", explica José Antonio Pellejer.

Otro aspecto inovador es el de mejorar la tramitación de siniestros a través de aplicaciones desarrolladas para arquitectura cliente/servidor con la herramienta NatStar de Nat Systems.

"Existen también una serie de proyectos destinados a mejorar cada vez más el soporte a nuestros clientes y, como continuación a uno de los planes de 1996, esperamos emitir estudios para formar una visión de trabajo integrada del mediador", comenta Pellejer.

Euro/Año 2000

Está claro que estos últimos años del siglo y del milenio van a presentar una actividad extra en el seno de los departamentos de sistemas de las grandes empresas. El fantasma de la adaptación al Euro y de la problemática del año 2000 va a suponer una carga de trabajo adicional para todos los departamentos de informática que, a día de hoy, ya deberían tener definidos sus

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios