| Artículos | 03 JUN 1994

CASE para el desarrollo de aplicaciones C/S

Josep Griñó Lladó, Gerente de Consultoría, MTR y Asociados.

La motivación principal del uso de herramientas CASE en una organización se fundamenta en el hecho de que aportan:

- Visión integral de la empresa

- Modelización de procesos y entidades de negocio

- Uso de diccionario de datos integrado

- Productividad en el Análisis y Diseño de aplicaciones

- Automatización de diversas tareas de Diseño

- Facilidad en el mantenimiento del software (por mejor calidad y documentación de diseño)

- Reducción de la complejidad de la lógica del sistema

- Reutilización de los módulos del software

- Utilización de representación gráfica y no sólo textual

Las herramientas CASE se pueden clasificar de diversas formas. Una está basada en la plataforma de diseño (Windows, Unix, sistemas propietarios), otra en la funcionalidad básica de la herramienta respecto del ciclo de vida del software (Upper-CASE para análisis y diseño, Lower-CASE para generación de código o entorno de pruebas, reingeniería, creación de prototipos), otra en la estructura interna de la herramienta y su nivel de integración con otros entornos CASE.

Los paradigmas más actuales de la Ingeniería de Software son el uso de Orientación a Objetos en las etapas de Análisis y Diseño, la construcción de aplicaciones Cliente/Servidor, el uso de interfaces gráficos de usuarios y la preocupación por la calidad del software. La demanda creciente de desarrollo de software en la década de los noventa precisa de herramientas CASE ágiles y potentes tales como System Architect.

En el desarrollo de Sistemas de Información se ha pasado de organizaciones centralizadas, basadas en aplicaciones de tipo carácter, a estructuras distribuidas bajo arquitecturas cliente/servidor, con interfaces gráficos de usuario. El entorno de desarrollo debe aprovechar el menor coste de una red local y la accesibilidad de las interfaces gráficas de usuario, pero debe aportar además una flexibilidad a un entorno cambiante, manteniendo una curva de aprendizaje lo más suave posible.

Las claves del éxito de la implantación de una herramienta CASE se refieren a escalabilidad de la plataforma de desarrollo (desde proyectos pequeños a grandes proyectos con elevado volumen de transacciones y alto grado de complejidad), flexibilidad de la arquitectura final y soporte a diferentes ciclos de vida (clásico en cascada, espiral, RAD, rediseño).

System Architect es una herramienta CASE de entorno PC que automatiza las fases de planificación, análisis y diseño del ciclo de vida de desarrollo de un sistema; además permite el prototipado de pantallas, la generación de esquemas y la reingeniería de datos. Un reciente informe del Software Engineering Research Centre sobre Calidad de las herramientas CASE respecto de aspectos tales como la funcionalidad, la arquitectura de desarrollo, la eficiencia, la ergonomía, la robustez y el soporte, presentaba a System Architect como la de mayor satisfacción entre los usuarios. Esta consideración, unida a una relación calidad/precio muy ajustada, explican el liderazgo actual de System Aechitect entre las herramientas de entorno Windows, con más de 20.000 licencias instaladas en unas 5.000 organizaciones en todo el mundo.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios