| Artículos | 10 JUN 1994

Compartir y compartir por igual

Los usuarios quieren interfuncionalidad quieren que el sistema X funcione con el sistema, y los estándares de intercambio de datos, contribuirián a que esto suceda

El ideal de interfuncionalidad o inter-manejabilidad es hacer que cada tecnología y cada producto sea compatible (inter-manejable) con los otros, de forma que la mayor cantidad posible de usuarios pueda intercambiar información sin esfuerzo en cualquier parte del mundo.

La realidad respecto a la interfuncionalidad es que aunque hemos alcanzado esta interfuncionalidad a un nivel muy básico, aún no hemos conseguido un proceso de datos omnipresente, universal y generalizado. En realidad, nos dirijimos lentamente hacia la aldea global de las comunicaciones.

La interfuncionalidad es el nexo que permite que los productos funcionen juntos entre sí. Los usuarios desean que todas las piezas funcionen en conjunto, para no tener problemas con la impresión, la transferencia de ficheros, la conversión de ficheros y la transformación de ficheros. Desean que los vendedores resuelvan este problema técnico, para poder proseguir con su actividad.

Esto es más fácil de decir que de hacer. Hasta ahora, el único gran éxito en la interfuncionalidad básica ha sido el correo electrónico ASCII. A través del estándar ASCII (un conjunto sencillo de códigos diseñados para el intercambio de información entre ordenadores), los usuarios pueden intercambiar información textual.

Sin embargo, sigue siendo cierto que el correo electrónico ASCII, incluso con sus grandes ventajas, resulta difícil de utilizar con plataformas diferentes. Basta pensar en lo siguiente: mientras se escribe este artículo, el correo electrónico está pasando de ser un intercambio de texto puro a un intercambio en el que el concepto multimedia desempeña un papel importante. No obstante, aún no podemos intercambiar video, gráficos, voz y texto formateado a cualquier parte desde cualquier sistema.

Sin embargo, lo que sí ha conseguido hacer la interfuncionalidad limitada al nivel ASCII es activar las cosas dentro de la comunidad de usuarios. Estos rechazan seguir siendo rehenes de la conectividad y desean interfuncionalidad a todos los niveles. Lo que necesitan de los vendedores es lo siguiente:

INTERCAMBIO DE DATOS SIN FISURAS

Para que la interfuncionalidad signifique algo para los usuarios finales, los productos deben ser fáciles de utilizar por los usuarios, no importa a donde vayan dirigidos los datos ni como llegan allí.

Los estándares que harán ésto posible están siendo desarrollados en el ámbito del correo electrónico multimedia.

No es posible tener un correo electrónico multimedia sin definiciones para formatos audio y video, métodos de anotación y métodos para crear, empaquetar, presentar y enviar ficheros.

Hay dos competidores importantes para el estándar de correo multimedia:

. Sistema de Gestión de Mensajes X.400. Es el estándar del sector.

X.400 tiene la capacidad de manejar diversos tipos de contenido (fax. ASCII, sonido, fotos en color, video).

Los usuarios desean poder intercambiar con exactitud ficheros que lleguen completos y en su formato original de la gestión de centro de correo-a-centro de correo. X.400 utiliza documentos compuestos bajo la arquitectura ODA (Office Document Architecture) como tipo de cuerpo, estando ODA limitada a texto y gráficos vectoriales y raster.

. La extensión MIME (Multimedia Mail Extension) al protocolo SMTP (Simple Mail Transfer Protocol). Es un estándar de facto con un 90% de las capacidades de X.400. Desarrollado por los usuarios (comunidad Internet) Disponible actualmente.

MIME tiene la capacidad de manejar los mismos tipos de contenido que puede manejar X.400. Para gestión centro de correo-a-centro de correo, depende de su compatibilidad retroactiva con SMTP. También soporta diversos tipos de contenido, incluyendo ODA, pero en general actúa con texto, documentos compuestos, aplicaciones binarias, imágenes, audio y video. Pienso que MIME será el estándar clave para correo electrónico multimedia para 1995.

El motivo es que los procesos con estándares formales tienden a ser lentos, y el proceso con el estándar X.400 no es ninguna excepción. Hasta ahora, no ha sido capaz de establecer un estándar para conectar sistemas diferentes. Parte del retraso se debe a la negociación de nuevos acuerdos de suministro de servicios.

MIME no se ha visto retrasado por ningún proceso formal. Al ser una mejora de las funciones de la infraestructura Internet actual, lo que hace esencialmente MIME es ejecutar codificación aportada por un consenso de tipo general.

Los usuarios e ingenieros de Internet han conseguido poner a MIME en funcionamiento.

Incluso si continúan las dificultades entre los estándares, los usuarios pueden esperar que el correo electrónico multimedia resulte tan fácil de utilizar como el correo electrónico ASCII en un plazo de cinco a siete años.

RECONOCIMIENTO DE CUALQUIER FORMATO, DE FORMA TRANSPARENTE

Cuántas veces no habrá uno recibido un fichero que está convertido a signos incomprensibles ASCII o que parece el primer programa de un estudiante? Los usuarios quieren poder intercambiar con exactitud ficheros que lleguen completos y en su formato original.

Algunos replicarían a ésto que las aplicaciones integradas actuales permiten un fácil intercambio de la información. Por ejemplo, el sistema Works de Microsoft y el Office de Borland ofrecen a los usuarios un conjunto de aplicaciones comerciales (procesador de textos, hoja electrónica y base de datos). Estas aplicaciones integradas ofrecen un nivel básico de interfuncionalidad: pueden compartir información.

Sin embargo, aunque los ficheros Quattro Pro de Borland y Excel de Microsoft pueden ser importados y exportados de un entorno de proceso a otro, los ficheros creados en uno de los entornos no son compatibles al 100% con ficheros idénticos creados en el otro entorno. Así, al convertir ficheros de un formato a otro, algo se pierde en la conversión. El objetivo es permitir que todas las aplicaciones mutuamente relacionadas puedan leer los ficheros de las demás sin necesidad de conversión por el usuario. Esta interfuncionalidad requeriría que los vendedores desarrollaran y compartieran estándares comunes para la conversión e intercambio de datos.

Algunos entornos de proceso, concretamente Windows o Macintosh, pueden señalar una dirección a seguir. Las aplicaciones para estos entornos son creadas desde el principio para compartir menús y funciones comunes, tal como se definen en los kits de desarrollador de software.

DATOS DIRIGIDOS A CUALQUIER PARTE

La red Internet, que conecta 100 países y un millón de hosts en todo el mundo, podría ser la mejor solución como base para una red de datos mundial.

Sin embargo, para que una red mundial así pueda servir eficientemente a las masas, tendrá que hacerse tan eficiente como el sistema telefónico.

En la red Internet, la única forma de ponerse actualmente en contacto con cualquiera es conocer la dirección de esa persona.

No hay un directorio central de direcciones ni operadores online que le ayuden a uno. El hecho de que la red Internet sea un esfuerzo de colaboración entre usuarios y no una actividad comercial le ha perjudicado: no existe motivación por parte de ningún usuario para suministrar un listado así.

Incluso si un usuario se decidiera a afrontar la tarea, tendría que superar algunos importantes obstáculos. Por ejemplo, no existe un estándar para sistemas numéricos. Entre compañías, en las direcciones se utiliza un número diferente de caracteres alfanuméricos, e incluso, para una determinada dirección, separan de forma diferente esos caracteres.

No obstante, hay algunas buenas noticias. Para el año 2000, o poco

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información