| Artículos | 24 JUN 1994

Conforme estándares: una batalla de moda

Oscar G. Llorente.

El mundo de los estándares es quizá uno de los más complejos en la actualidad. Al avance producido en los últimos años por la buena disposición de casi todos los fabricantes por converger en un marco común del que salga beneficiado el usuario, hay que restar la deceleración por las divergencias que provoca el choque de intereses.

No obstante, el presente estudio realizado por la consultora D.H. Brown permite sacar conclusiones: que las plataformas de aquellos fabricantes considerados tradicionalmente como propietarias son en realidad las que más se están adecuando a estos estándares; y, que es posible llegar a un entendimiento global antes de lo que cabía pensar.

En el presente reportaje se analiza un estudio realizado recientemente por la consultora D.H. Brown, en el que se entra de lleno en la cultura de estándares para sistemas abiertos, cogiendo como muestra los más importantes entornos operativos de alto nivel en la actualidad, y desglosando por segmentos y áreas los diferentes estándares y su soporte por cada uno de estos entornos. La conclusiones, sumamente interesantes, dan idea del presente y el futuro en este aspecto, y se acompañan asimismo de un gráfico con la globalidad de este nivel de conformidad para cada entorno, así como un macro-cuadro en el que se especifica el soporte o no de cada uno de los estándares por parte de cada uno de los entornos, así como si no se dispone de ello aún pero se espera, o si su soporte se hace a través de terceras compañías.

AIX, a la cabeza con HP/UX

Los sistemas operativos AIX (de IBM) y HP/UX (de Hewlett-Packard) compiten de manera frontal por el primer puesto en cuanto a conformidad de estándares, tal y como se pone de manifiesto en el estudio de la consultora D.H. Brown Associates. En principio, esta situación -que se expone en el Gráfico 1- no es del todo sorprendente en el caso de HP, una firma que ha sido siempre jugador destacado en este frente.

Sin embargo, caso diferente es el de IBM, quien ha sido tradicionalmente vista por el usuario como una compañía con buenos productos pero con muchas fronteras.

Sin embargo, y a juicio de la consultora que ha realizado el estudio, AIX concretamente es quizá el primer sistema operativo desarrollado con miras al mundo de los estándares abiertos, y no un entorno tradicional totalmente trastocado para este menester. Según D.H. Brown, el liderazgo de IBM se ve más claro hoy que se comprende mejor la naturaleza de estándares como XPG o ANSI, y se acentúa además por los duros trabajos que están llevando a cabo otras compañías, como es el caso de Sun, de cara a esta labor de conformidad. Esta compañía ha de conformarse con el tercer lugar en la clasificación de D.H.B., por lo que respecta a la última versión de su sistema operativo Solaris, la 2.2, quedando relegada hasta la quinta posición en el caso de la versión anterior y la más extendida, la 1.1.

Tras ellos se colocan (y con poca diferencia, según los datos del estudio) otros entornos tan populares como los de Digital (Ultrix, OSF/1 y VMS, por este orden) y los de otras compañías como Data General o NCR (hoy AT&T GIS).

En cualquier caso, el Macro-cuadro adjunto, con datos concretos acerca de la conformidad o no con los estándares abiertos por parte de cada uno de estos entornos, es la base para el Gráfico 1, en el que se ponderan dichos datos para obtener los porcentajes que generan la clasificación.

Unix, abanderado principal

Para bien o para mal, lo cierto es que Unix, veterano en el sector informático, renació de sus cenizas cuando hizo falta un núcleo del que partir en la cruzada de los sistemas abiertos. Y parece, además, que se ha obrado importantes progresos desde los comienzos de la misma. Hoy, todo el mundo -vendedores y usuarios- caminan en la misma dirección y, mientras, el mundo de los sistemas propietarios comienza simplemente a despertar. Eso sí, a juicio de D.H. Brown, la realidad es que todo este tipo de sistemas propietarios están aún muy lejos de acercarse siquiera al lugar que ocupa Unix en lo que se refiere a portabilidad, integración e interoperabilidad.

Y, si por conformidad con estándares entendemos conformidad con aquellas especificaciones que aprueba el grueso de la industria -y así lo considera D.H.B.-, hay que contar entonces con tres frentes, y no dos: de una parte, Unix; de otra, el mundo propietario; y, por último, Microsoft, que de la mano de Windows NT pretende crear un mundo de estándares que ya se conoce por todos como de facto. Sin embargo es apreciable como Windows NT se sitúa en el último puesto de todos los sistemas operativos mencionados.

D.H. Brown hace hincapié, llegados a este punto, en el hecho de que su estudio no pretende analizar presuntas bondades o ratios de rendimiento de los entornos incluídos, sino simplemente el análisis objetivo de su estatus en cuanto a lo que se entiende como conformidad con los estándares abiertos de la industria.

La gran diferencia entre Unix y los demás jugadores se centra por el momento, a juicio de D.H. Brown, en los apartados de lenguajes estándares y por lo que se refiere a proceso distribuido. En este sentido, sin embargo, cabe destacar los avances realizados por dos sistemas propietarios como son VMS de Digital y MPE/IX de Hewlett-Packard.

Asuntos concretos

Este epígrafe recoge las conclusiones de D.H. Brown a la vista de los datos ponderados en cuanto al soporte de estandares abiertos por parte de los diferentes sistemas operativos, pero segregando cada una de las áreas a que estos estándares hacen referencia.

Comenzando por los estándares de sistema, los más globales, AIX y HP/UX son los más abiertos, seguidos a cierta distancia por OSF/1 y ya, con bastante más diferencia, los de Sun, Data General y Tandem. HP/UX soporta todas las especificaciones más importantes a excepción de Posix 1003.4, cuyo soporte se prevé como inminente. Por su parte, el Unix de IBM se manifiesta comprometido con el estándar XPG4 (siguiente generación de los XPG de la X/Open), soportando todos los demás con la salvedad de XPG3 Plus, paso intermedio entre XPG3 y XPG4. Tampoco es soportado XPG3 Plus por parte de OSF/1, que a fecha de hoy no es compatible de igual modo como Posix, en sus extensiones 1003.2 y 1003.4, aunque se declara comprometido con ellos para un futuro próximo, al igual que con XPG4, que tampoco soporta en la actualidad.

Por lo que respecta al soporte interno de lenguajes, un gran número de sistemas operativos acompañan a AIX en el soporte integral de todos ellos: por supuesto HP/UX, pero también VMS de Digital y otros sistemas operativos, tanto Unix como no-Unix, incluso de la propia IBM. Más atrás quedan OSF/1, el NonStop de Tandem o las implementaciones Unix de NCR y Unisys. Todos ellos soportan C y, a excepción de Stratus/FTX, también FORTRAN y Pascal; la discordia llega, sin embargo, con COBOL, que no es soportado por Sun y, por el momento, tampoco por Digital en OSF/1.

En cuanto a gráficos, AIX es sin duda el número uno indiscutible en este segmento, con soporte para el 100% de los estándares considerados abiertos. A la zaga, con soporte para el 90% de los mismos, se encuentran HP y Sun. En ambos casos, existe la misma carencia, la conformidad con el estándar GL (de Silicon Graphics) que, sin embargo, suministran a sus clientes a través de soluciones de terceras compañías.

En el aspecto de las comunicaciones, AIX sería también el líder si no fuera porque, en este ambito, es Data General con DG/UX la que se lleva la palma. Este entorno soporta todos los estándares de comunicación a excepción de las especificaciones de CORBA, en cuya conformidad se encuentra trabajando actualmente. Por su parte, AIX soporta estas especificaciones pero no LAN Manager ni el AppleTalk del mundo Macintosh, y ha de depender de terceros para hacer frente a este probl

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información