| Artículos | 30 MAR 2001

Crisis, ¿qué crisis?

Carlos de la Iglesia.
Que el desencadenante de las crisis suele ser la pérdida de confianza de los consumidores es algo evidente. Por encima de los factores objetivos, el componente psicológico resulta tremendamente importante a la hora de comprender el nacimiento de una crisis. La situación que vive el mercado en este primer trimestre de 2001 recuerda a la que se vivió diez años atrás, cuando el sector de las Tecnologías de la Información descubrió que no era inmune a las ciclos económicos, y que las vacas flacas también podían llegar al mundo TIC. Ahora, el primer detonante de la crisis que todos los analistas se empeñan en anunciar se identifica con el mundo de la economía Internet, las empresas de telecomunicaciones y, por extensión las compañías “tradicionales” del sector de Tecnologías de la Información. Curioso; un sector que ha pasado de víctima de la crisis a detonante de la debacle que todos se empeñan en anticipar.
Pero lo cierto es que, como en anteriores ocasiones, la percepción de lo que puede pasar no se corresponde con la realidad innegable de los números: según un reciente estudio de IDC, pese a que el gasto en TIC se reducirá en Estados Unidos, pasando de un crecimiento del 11% en 2000 a un 7% en 2001, en el resto del mundo puede esperarse que la inversión seguirá creciendo hasta situarse en un saludable nueve por ciento. De acuerdo con la visión de la consultora, el mercado norteamericano puede ralentizarse este año debido a su mayor madurez, pero es previsible que la inversión en infraestructuras relacionadas con Internet, así como el necesario gasto en software front-end y servicios impulsen el crecimiento del sector TIC en Europa. Paralelamente, IDC defiende que el crecimiento del mercado en Latinoamérica, Europa del Este, Asia, Oriente Medio y África, compensará el menor incremento de otras regiones.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información