| Artículos | 21 MAY 2004

De Ministerio a Secretaria

María J. Marzal.
Ha transcurrido ya casi un mes desde que se confirmara la desaparición del Ministerio de Ciencia y Tecnología cuyas competencias se han traspasado a una Secretaria General liderada por Francisco Ros. El panorama a primera vista puede resultar un tanto decepcionante para muchos, ya que podría deducirse que el desarrollo de las TIC y por lo tanto el de la Sociedad de la Información no es objetivo prioritario del Gobierno. Pero no sólo eso, sino que esta línea de gobierno central choca con las estrategias de las diferentes comunidades autónomas, la mayoría de las cuales han creado Consejerías centradas en matera TIC. Las consecuencias de esta situación –sobre todo la de carecer de un Ministerio propio– no se presentan demasiados positivas. Pero hay más, para el desarrollo de la Sociedad de la Información en nuestro país el anterior equipo de Gobierno puso en marcha el plan España.es y a fecha de hoy nadie del actual equipo se ha atrevido ni siquiera a mencionar su existencia. Estamos hablando de un Plan en el que hay mucho en juego. No solamente las empresas comprometidas con las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones esperan su cumplimiento, sino la sociedad española en su conjunto. Por todo ello, el finalmente cabeza visible de este sector de las TIC a nivel nacional, Francisco Ros, tiene ante sí un reto de enormes dimensiones. Estamos en un momento en el que ya se ha acabado el tiempo para elaborar planes –como mucho se podrían cambiar de nombre- ahora hay que ejecutarlos de lo contrario la credibilidad de las TIC ante la sociedad española se resentiría significativamente, pero –y esto es lo más grave– la credibilidad de España como país a nivel internacional daría un gigantesco paso hacia detrás.
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios