| Artículos | 21 SEP 2001

El INE abre la Red para el Censo de Población 2001

La Administración electrónica está cada vez más cerca
Ana Segura.
Diez años son los que separan los distintos Censos de Población y Viviendas que el Instituto Nacional de Estadística realiza en nuestro país con objeto de recabar información acerca de las características sociales y demográficas de sus habitantes. El primero se llevó a cabo por el Conde de Aranda en 1768 y en nada se parecerá a la próxima campaña, que se celebrará entre el 22 de octubre y el 9 de diciembre de 2001, por el derroche tecnológico que caracterizará a la actual recogida y la posibilidad que se brinda a los ciudadanos de realizar el censo a través de Internet.

Lo más novedoso de la próxima campaña censal de Población y Viviendas es la posibilidad que se ofrece a los españoles de cumplimentar el Censo a través de Internet, siendo además la primera vez en la Historia que se aborda un censo completo de población por este medio. Para ello, la Administración ha destinado 372 millones de pesetas que además del proyecto del Censo por Internet, incluye el Centro de Atención a Usuarios hábil durante toda la campaña.
Para el Coordinador General de Censos de Población y Viviendas 2001 de la Subdirección General de Informática, José Antonio Perea, “el proyecto de Internet va a marcar un hito en cuanto a facilitar las tareas administrativas a los ciudadanos por parte de la Administración del Estado. Además ha sido todo un reto el que nos hemos planteado con Internet por el escaso volumen de internautas que presenta nuestro país lo que impide que por el momento puedan normalizarse estas actuaciones. También hemos tenido que considerar el reto de todo proyecto en la Red, lo que lo convierte mucho más atractivo tanto a técnicos como a ciudadanos.
Por su parte, el Coordinador del Censo por Internet en el INE, Manuel González Dávila, destaca que “existen experiencias análogas en otros países como Singapur, EE.UU. o Suiza, pero en ninguno de los tres casos se hizo extensivo a toda la población. En nuestro caso y gracias a Telefónica Sistemas e Indra, lo hemos conseguido”.
Entre las tecnologías e infraestructuras desarrolladas por la UTE (Unión Temporal de Empresas) que han formado ambas empresas destacan la aplicación de Internet para la captura de formularios censales, el Centro de Proceso de Datos, donde se ubicarán los servidores y donde se realizará el hosting, el Centro de Atención al Ciudadano (línea 900) y el Sistema de Comunicaciones para facilitar la demanda esperada.
El procedimiento on-line se limita al momento de cumplimentar el Censo de Población desde el site censos2001.es, ya que previamente el ciudadano tendrá que recibir en el domicilio donde reside el sobre censal y seguir las instrucciones que en él se especifican, como viene siendo habitual. El sobre contiene los cuestionarios en papel con los datos preimpresos de cada individuo que se extraen de las bases de datos del Padrón. Si la información contenida es correcta, el ciudadano procederá a través de la dirección web siguiendo los pasos oportunos, si por el contrario hay algún error se pondrá en marcha la solicitud de firma electrónica.
González Dávila insiste en que la “tramitación por Internet del Censo será totalmente confidencial y fácil de realizar, en función de procedimientos de seguridad acordes con la información a cumplimentar”. Así, no será necesario el uso de firma electrónica más que en el supuesto de que los datos padronales sean incorrectos.
El sistema de autenticación en su forma básica, requiere la introducción de: las claves 1 y 2 (datos incluidos en el cuestionario censal y personales para cada vivienda); el DNI de una de las personas incluidas en el cuestionario censal; el nombre del padre y de la madre según figure en el DNI de determinada persona del hogar. No se exigen más requisitos y el tiempo estimado para la cumplimentación total es mínimo dado el sencillo diseño de las páginas creadas para este fin. Relacionado directamente con la autenticación, el Coordinador del Censo por Internet apunta que “estarán implantados los procedimientos necesarios de control de accesos incorrectos, intento de fraude, bloqueos y desbloqueos de cuestionarios, etc.”.
Toda vez que el ciudadano finalice su operación por Internet, recibirá un código, a modo de comprobante, y automáticamente el agente censal será informado por el INE de que no es necesario que recoja el cuestionario en papel, ya que desde cada Oficina Comarcal y Delegación Provincial se enviará semanalmente un fichero conteniendo los datos identificativos de los cuestionarios recogidos por Internet.
Con idea de incentivar la utilización de este medio, el INE ha dispuesto la entrega gratuita de datos estadísticos sobre la frecuencia de la distribución geográfica del apellido que el informante solicite, un producto estándar del Instituto que ronda las 30.000 pesetas, pero que espera estén bien invertidas cuando piensan en los costes de grabación o revisión de cuestionarios, entre otros, que se ahorrarán si los ciudadanos optan por esta vía.
De la misma forma, el Instituto está colaborando con la ONCE para facilitar la cumplimentación del Censo de Población por Internet a todas las personas, incluyendo aquellas con discapacidades visuales o con dificultades para el manejo del ordenador, con lo que se está buscando que las páginas respondan a los estándares de accesibilidad requeridos.

Tiempo límite para procesar millones de cuestionarios
El INE ha abierto la Red para la cumplimentación del Censo como un sistema complementario a la recogida tradicional de la forma tradicional en papel, que sigue manteniéndose.
La campaña que se pondrá en marcha para la recogida de datos del Censo de Población y Vivienda 2001 incluye la contratación de 42.000 agentes censales que deberán completar el proceso en dos meses y medio, que deberán visitar 21.500.000 direcciones y estar pendientes los de 60.000.000 millones de cuestionarios que tendrán que digitalizarse, cuyo volumen ascendería a 2.000 toneladas de material o el equivalente a la ocupación de 70 kilómetros de estanterías.
El procesamiento informático de la información la asumirá el INE con recursos propios, a excepción de las tareas de apoyo a la gestión de la recogida, de la captura y depuración básica asociada que han sido arrendadas.
Con respecto a la infraestructura, el censo en España está organizado a través de 500 oficinas comarcales, cada una de las cuales se divide en 6.000 zonas a las que se asignan los agentes correspondientes.
La arquitectura de sistemas y comunicaciones asociada viene determinada de un lado por los sistemas disponibles en el propio INE, tanto en sus Servicios Centrales como en sus Delegaciones Provinciales y de otra por las contrataciones de los servicios de cumplimentación de los censos por Internet y de comunicación telefónica de las Oficinas comarcales con el INE. Estos sistemas se completan con los asociados a los procesos de captura basados en OCR.
“Para asegurar que le intercambio de información se realiza en las condiciones de seguridad debidas, se ha definido una extranet entre las Oficinas Comarcales y el INE, denominada Red Privada de Censos (RPC)”, comenta Perea. Formarán parte de la extranet el conjunto de las 500 oficinas a las que se dotará de un par de

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información