| Artículos | 10 MAY 2009

El Instituto de Astrofísica de Canarias salvaguarda la información de las estrellas

Natalia Mosquera.
- La entidad renueva y unifica su almacenamiento
- Supera así la heterogeneidad en los sistemas de almacenamiento, un ‘mal’ endémico en la organización

La astrofísica es una ciencia milenaria que surge de la necesidad del hombre de dar explicación física a las observaciones astronómicas. Desde la más remota antigüedad surgen testimonios mostrando la importancia que el hombre atribuía a los fenómenos celestes y la información recopilada con el fin de establecer un calendario, medir el tiempo y obtener ayudas en la navegación. Hoy, la astrofísica es una ciencia base que nos ayuda a enriquecer el conocimiento en beneficio del género humano. Aunque su objetivo es entender mejor el Universo, su constante evolución genera tecnología de manera continua, que en forma de instrumentación, puede aplicarse en otros muchos campos. De todas las instalaciones astrofísicas en nuestro país, el Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC) y los centros que lo componen es de las más conocida.
Los últimos proyectos abordados por el IAC han sido el despliegue de una infraestructura de comunicaciones consistente en enlaces en fibra óptica oscura y tecnología WDM, que actualmente permiten conectar las diferentes sedes del instituto a 10Gbps, además de ampliar la red corporativa interna de comunicaciones a un 1Gbps. Todo sobre tecnología Ethernet. Tal y como señala Jorge Goya, jefe del departamento de TI del IAC, “lo que se perseguía con este proyecto era una mayor capacidad y fiabilidad en las comunicaciones ya que, hasta ese momento, cada sede tenía una conectividad de 34Mbps en SDH contratada con Telefónica que presentaba problemas de saturación por la cantidad de tráfico”.
De forma paralela se abordó un proyecto de unificación del almacenamiento, que se vio retrasado en un par de años en su puesta en marcha debido a la existencia de problemas para conseguir financiación. “El problema es que teníamos el almacenamiento muy repartido debido a que cada investigador en su proyecto se autogestionaba el dispositivo que más se adecuaba a su necesidad. Esto, unido al ingente volumen de datos que se manejan en el mundo de la astrofísica hizo que nos planteásemos una forma de trabajo común, a la vez que potenciábamos desde el departamento de informática del Instituto el uso de la capacidad de almacenamiento de esa infraestructura común a los investigadores”, explica Díaz.
Aparte de la escalabilidad, la seguridad, el rendimiento y el mantenimiento por parte de técnicos del proveedor, uno de los factores decisivos para que el IAC apostase por la oferta de EMC fue “la posibilidad de rendimiento en NAS que incluía su propuesta que, si bien no era un requerimiento, sí que era un factor que marcaba la diferencia por el entorno multiplataforma existente en el Instituto”, señala Goya.

Despliegue del proyecto
En octubre de 2007, el IAC empieza a migrar el home de todas las máquinas. En ese proceso los investigadores adecuan su forma de trabajar con los datos tanto en bruto de las observaciones como los datos intermedios, de forma que puedan transferir los datos directamente desde el telescopio a la cabina de almacenamiento y allí los puedan procesar. En la actualidad, la infraestructura de almacenamiento del centro se compone de dos cabinas, una principal en la sede de La Laguna en la isla de Tenerife y otra en La Palma. Entre ellos hay un sistema de réplica en la que se ‘salvaguarda’ sólo la masa crítica de datos, lo que supone entre tres y cuatro TB de información.
Con un presupuesto de 320.000 de euros financiados en dos actuaciones por el Ministerio de Educación y Ciencia Innovación (hoy Ministerio de Ciencia e Innovación) con referencias ICTS-2006-14 y ICTS-2007-13, el proceso de unificación de almacenamiento vio la luz. Una cifra bastante inferior a la que invirtieron en la renovación de toda la infraestructura de comunicaciones, que alcanzó los 2,4 millones de euros y que se extendió por algo más de cinco años. A día de hoy, los planes del IAC pasan por la virtualización de los servidores, proyecto que, según Díaz, “ya se encuentra en fase de implantación con la tecnología de VMware”.


Radiografía
----------------
El IAC es un centro de investigación español internacionalizado integrado por su sede central en La Laguna (Tenerife), el Centro de Astrofísica en La Palma, el Observatorio del Teide, en Izaña (Tenerife) y el Observatorio del Roque de los Muchachos, en Garafía (La Palma). El IAC nace en la década de los 80 del consorcio público formado por la Administración del Estado, la Comunidad Autónoma de Canarias, la Universidad de La Laguna y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). Más de dos décadas de recorrido en el que la institución ha tenido que ir adaptándose, tecnológicamente hablando, para dar soporte a más de cien proyectos de investigación.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información