| Artículos | 26 ENE 1996

¿Están bien pagados los Directores de Sistemas de Información?

Según un reciente estudio de la consultora Arthur Andersen, el sueldo medio anual de los Directores de Sistemas de Información (DSI) es de 10,5 millones de pesetas. ¿Poco? ¿Mucho? Teniendo en cuenta el concepto histórico del puesto, está claro que la cifra no alcanza el nivel que generalmente se presuponía y, si se compara con las retribuciones de otros cargos directivos, su clasificación también se aleja, por menos alta, de lo imaginado por la mayoría de los profesionales en otras disciplinas.

El sueldo suele ser el índice de la dificultad o habilidad para desempeñar una determinada función, o de la escasez de profesionales para llevarla a cabo. Es ésta una apreciación considerada en términos generales, ya que pueden entrar en juego otras variables cualitativas o coyunturales -sometidas a criterios políticos o estrictamente particulares- que pueden condicionar el monto de los emolumentos. Es el caso de la valoración de la lealtad, de la confianza, o de otros esotéricos argumentos como los que contribuyen, en España, por ejemplo, a que los pilotos de líneas aéreas disfruten de sueldos tan altos. Pero, así como en la actividad aeronáutica, los avances tecnológicos no han impedido los continuados aumentos salariales, en el campo informático se ha producido un fenómeno inversamente proporcional. Los progresos incesantes en la tecnología se han visto acompañados de un paulatino descenso en los sueldos de los DSI.

No hay que remontarse mucho en el tiempo, para recordar el apabullante prestigio profesional del Director de Sistemas de Información, su influyente relación con la Alta Dirección, y la aureola mítica que le rodeaba por dondequiera que fuera advertida su responsabilidad en los trabajos extrañamente inteligibles que dirigía. Sin olvidar el hecho de que el campo de trabajo de los Directores de Sistemas de Información se encuadraba en los famosos e infranqueables Centros de Proceso de Datos. Un lugar al que solamente tenían accesos "ellos", ya que solamente "ellos" eran capaces de entender, descifrar y valorar las operaciones que procesaban los ordenadores. Desde entonces, el aluvión tecnológico que ha propiciado una informática distribuida y, paralelamente, su divulgación en todos los niveles de la empresa, ha minado la imagen de excepcionalidad que se había levantado en torno a las capacidades del DSI. Ha llegado un momento en el que hasta un usuario doméstico de ordenadores personales con cierta experiencia se considera tan preparado informáticamente como él, y con aptitudes similares para emprender superiores compromisos. Absolutamente lamentable.

En estas condiciones, rotos los pilares con marchamo de extraordinarios que permitían al Director de Sistemas de Información destacar sobre el resto de los directivos de la empresa y despertar admiración y sana envidia en la plantilla, no parece factible convencer a la Alta Dirección de que el DSI realiza trabajos singulares y transcendentes que justifican la concesión de privilegiadas retribuciones.

Para valorar objetivamente el sueldo del DSI, es primordial conocer el tamaño y actividades de la empresa. Ya que,cuanto mas grande sea esta, o en organizaciones donde la informática es vital en la gestión, el DSI puede hacer ver con cierta comodidad su aportación en la cuenta de resultados.

En otros entornos, puede estar tan cuestionada su antigua etiqueta de imprescindible que, consecuentemente, su cotización camina a la baja, De hecho, van siendo cada vez más los directivos de otros departamentos que superan su sueldo. Sobre este aspecto cabe recordar los innumerables ejemplos de grandes compañías que han atravesado momentos que les pusieron al borde de la quiebra, por la sencilla razón de que sus Sistemas de Información no se ajustaban al modelo eficaz de gestión de la empresa. Observación que deja patente la relevancia de las funciones de un Director de Sistemas de Información dentro de una organización. No hay que olvidar que su actuación tiene un reflejo casi automático en la operativa de cualquier otra parcela de la oganización.

A la vista de la evolución de las retribuciones de los Directivos de Sistemas de Información, parece que ha llegado el momento de recordar a la Alta Dirección de las empresas el papel fundamental del DSI en la buena marcha del negocio, y de reclamar el reconocimiento a su labor.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información