| Artículos | 19 ENE 1996

Estándares Internet: ¿la historia interminable? (y III)

En esta última entrega de referencia acerca de la gran complejidad que entraña la definición de estándares en el mundo Internet, y por su carácter trascendental, toca el turno ahora en exclusiva al apartado de la seguridad.

Como consecuencia de la aparición del sistema Web (que supone, de un lado, un acceso concurrente, relativamente indiscriminado y hasta cierto punto arbitrario a la información, y, por otro, la posibilidad de inserción de contenidos con las mismas características), así como la llegada del denominado "comercio electrónico", se está aplicando un estándar de seguridad superior a aquel con el que están familiarizados los usuarios en su actividad diaria. El principal problema es, básicamente, impedir a los hackers que accedan a grandes sistemas de ordenador e introduzcan o extraigan ficheros completos de la Internet.

Como es lógico, en este como en otros apartados de La Red, Estados Unidos se ha planteado el problema bastante antes que cualquier otro territorio mundial. Así, el gobierno de Estados Unidos controla ya el importante aspecto la encriptación bajo leyes federales, y no está permitida la exportación de algunos niveles de encriptación. Durante más de un año, la administración Clinton ha estado promoviendo el estándar de seguridad de datos del chip Clipper, que hubiera permitido al gobierno disponer de las claves para decodificar los datos. Sin embargo, se ha retractado recientemente de la propuesta. Y, según analistas y expertos, en el continente europeo la sutuación será similar, aunque es pronto para definir cuestiones de coyuntura.

Por el momento, uno de los esquemas de seguridad actuales que están siendo considerados para sustituir al Clipper crearía claves adicionales, pero las mantendría bajo el control de una organización no gubernamental. De todas formas, el debate dista mucho de estar resuelto y, por otra parte, además de las restricciones sobre ciertos métodos de encriptación, hay que tener en cuenta la carga que supone la existencia de múltiples contraseñas para el usuario final.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información