| Artículos | 10 JUN 1994

GSI espera crecer un 7% este año

La compañía mejoró sus resultados en 1993

La firma de software y servicios informáticos GSI ha conseguido mejorar sus beneficios en España a pesar de facturar 4.487 millones de pesetas, un 6% menos en el ejercicio de 1993.

El cash flow ha sido de 500 millones de pesetas y los beneficios antes de impuestos han ascendido a 246 millones.

A nivel de grupo la facturación se ha mantenido estable, con 2.588,3 millones de francos en 1993. El mayor crecimiento se ha producido en el área internacional (algo más de la tercera parte de las ventas del grupo), especialmente en Alemania, Gran Bretaña y Suiza, donde la tasa ha sido del 8,2%.

La empresa estima que el valor añadido, que ha aumentado el 3,6% (cifra similar a la registrada en los últimos cinco ejercicios) y se ha situado en los 1.658 millones de francos, es el verdadero indicador de la actividad.

En cambio, y según han señalado fuentes de la propia compañía, el resultado neto ha disminuido el 49,2%, hasta los 43,1 millones de francos.

Paralelamente la estructura financiera del grupo ha permanecido favorable, de forma que la rotación del capital ha sido 9,7 veces superior en el 93 (8 veces en 1992) y la rentabilidad del activo invertido (rotación por el resultado neto dividido por la cifra de facturación) ha sido del 18,4%.

Por último, las inversiones (471 millones de francos) se han autofinanciado en un 177% con fondos propios.

En cuanto a la actividad, la mayor parte se la lleva el outsourcing y la gestión de aplicaciones, con el 56%, seguido de las soluciones de software (27%) y la consultoría, integración y desarrollo (17%).

Por el tipo de ofertas, la mayor parte corresponde a la cadena logística y aplicaciones comerciales (33%), seguido de los sistemas de gestión de personal (31%), otras aplicaciones especializadas (26%) y aplicaciones bancarias (10%).

Jacques Valet, presidente de la filial española de GSI, considera que el 93 ha sido un año difícil, pero se ha saldado con un resultado más que aceptable, habida cuenta de la crisis de todos los sectores, incluido el informático, que a GSI le ha afectado menos que a sus competidores. Ello ha sido posible gracias a la alta especialización de nuestra compañía y al ambicioso programa de Calidad Total (TQM) que venimos desarrollando.

Tecsidel y, sobre todo los centros de formación BIT (30 millones de pesetas de pérdidas), han sido las divisiones que peores resultados han conseguido durante el año pasado.

Para Valet, estos dos golpes fuertes se han debido a la falta de confianza de los empresarios en momentos de crisis: Es un error que consideren la formación como gastos discrecionales y eliminables.

Al mismo tiempo el máximo responsable de GSI en España piensa que se ha producido una inflexión en el mercado y para 1994 espera que la facturación crezca del orden del 7%.

Como anunció Jacques Valet, el Grupo GSI ha abierto nuevas filiales en México y Argentina, como un paso para incidir en el cono Sur de América.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios