| Artículos | 12 ENE 1996

Günter Koch, Director General del European Software Institute

"Existe un desfase entre lo que ofrecen los suministradores de software y las necesidades de los usuarios"
Miriam Prieto.

El ESI (European Software Institute) empezó a operar en 1994 con el fin de concienciar a las empresas europeas de la importancia del software como instrumento de competitividad. Desde entonces promueve la implantación de procesos de reingeniería de software en un marco de calidad total. Compañías españolas como Eritel, Iberdrola o la Caja de Ahorros BBK se encuentran entre los primeros miembros de este Instituto con sede en Bilbao, que tiene entre sus asociados a usuarios de software y a suministradores como Cap Gemini, Sema Group, Olivetti, Bull o SNI.

El ESI (European Software Institute) pretende promover el uso del software como instrumento de competitividad. ¿Cree que las empresas europeas son conscientes de la importancia del software para ser más competitivas?

- Por norma general, las empresas europeas tienen la costumbre de preocuparse sobre todo por la tecnología que podíamos denominar "más visible"; me estoy refiriendo a aspectos como la multimedia, las telecomunicaciones, el hardware en general. Por el contrario, no prestan tanta atención a la parte intangible que es el software. A pesar de esta actitud, es un hecho que el software supone un 80 por ciento del total de los bienes de las tecnologías de la información. El ESI pretende que tanto las empresas desarrolladoras de software como los usuarios sean conscientes de esta realidad, que asuman la importancia del software en los procesos empresariales.

Para lograr esta concienciación, ¿cuál es la actividad primordial del ESI?

- El ESI se está concentrando en ayudar a sus asociados a mejorar los procesos del software y su implementación práctica. Fundamentalmente, nuestra visión está centrada en todos los procesos que rodean la introducción y la transformación del software. Para ello ofrecemos a nuestros miembros información, formación, colaboración en proyectos de investigación y servicios de consultoría de alto nivel. Por otra parte, pretendemos contribuir al desarrollo y uso de estándares internacionales.

Estamos hablando de la necesidad de una ingeniería del software. ¿Cómo hay que llevar a cabo este proceso?

- El ESI tiene una misión algo difícil de entender. La modernización de los procesos empresariales es un elemento relativamente reciente. El desarrollo de aplicaciones de software se debe realizar en las empresas con la vista puesta en la cobertura de las necesidades de la compañía. En el desarrollo del software hay que tener en cuenta toda la filosofía de procesos, también los ocultos: esto es la ingeniería del software. Por ejemplo, Telefónica crea dos servicios nuevos por semana, algo impensable sin una ingeniería de software. Estamos hablando de procesos que no son tangibles, pero son indispensables. El ESI está muy preocupado en este tema: no sólo pensamos en la competitividad, sino también en otros componentes como la funcionalidad, el tiempo que se tarda en llegar al mercado, etc. Mientras los suministradores ofrecen productos tangibles, el Instituto se ocupa de todo los procesos que aseguran el éxito de las políticas de software.

¿Invierten las compañías europeas suficiente en términos de software?

- No, el problema actual de las compañías europeas es una política errónea de valoración. La mayoría de los usuarios empresariales no ven el valor tangible del software, que es catalogado como una necesidad secundaria por parte de los responsables de las empresas. Por eso necesario dar más importancia a los procesos de software que a los aspectos puramente técnicos o mecánicos. Esto se logrará con el tiempo, cuando se produzca un cambio de mentalidad. Según se modifique este enfoque conseguiremos que el software tenga más importancia para las compañías europeas.

Pero muchas empresas se quejan de que su inversión en software no tiene un reflejo en los beneficios...

- Porque hay un uso incorrecto del software por un problema de percepción. En la actualidad existe un desfase entre lo que ofrecen los suministradores de software y las necesidades de los usuarios. Los proveedores tienen un concepto bastante abstracto, mientras que los usuarios buscan soluciones prácticas para sus necesidades específicas. Ahora hemos empezado a observar cambios en diversos ámbitos. Por ejemplo, las compañías del sector servicios están viendo las cosas desde un punto de vista cuantitativo y gracias a nuevas estrategias constatan que el software arroja verdaderamente beneficios. Hace veinte años este no era el enfoque, sino que se basaba en la funcionalidad del software. Ahora se está racionalizando, por vez primera en la historia de las TI, el uso del software. Esto nos permite demostrar los beneficios del software con argumentos sólidos. También el ESI está trabajando en esta línea.

¿Cuales son estos beneficios?

- Estos procesos ayudan a un empleo correcto del software para acelerar la prestación de servicios o el lanzamiento de productos de una empresa. Otro de los beneficios es una reducción de los costes entre un 30 y un 15 por ciento. También incide en el aumento de la productividad: en un período de dos años se puede duplicar la productividad combinando la reingeniería del software con otros procesos. Otro aspecto interesante que ayuda a mejorar es el de la calidad. En resumen, estamos hablando de reducir los costes, aumentar la calidad, duplicar la productividad y reducir el tiempo de respuesta a los requerimientos del mercado. Esto son prioridades para cualquier empresa, pero para alcanzarlas no basta simplemente con utilizar herramientas CASE como era normal desde los 80. No se puede pensar que utilizando únicamente este tipo de herramientas las cosas van a cambiar automáticamente: esto es un gran error. No estamos hablando sólo de tecnología de desarrollo de software, sino también de cambios en la organización, en los métodos de trabajo, en la forma de pensar. Estos son los tipos de modificaciones que hay que llevar a la práctica.

Desde el punto de vista de los suministradores de software, ¿qué tipo de compañías son las que tienen mayor perspectivas de futuro?

- En el ámbito europeo, creo que las empresas que ofrecen software corporativo como SAP o Software AG tienen grandes posibilidades. En otro orden, también hay que tener en cuenta a compañías que desarrollan software para mercados muy específicos. Estamos hablando de software de una altísima calidad que ofrece tremendos niveles de seguridad. Si me preguntas específicamente por Microsoft, hay que tener en cuenta que es un caso totalmente diferente porque su éxito no radica en los factores que he comentado hasta el momento; por lo menos hasta la fecha nunca se han preocupado de estos temas de alta productividad y calidad. Lo que hacen es proporcionar funcionalidades muy atractivas. Tienen un proceso de control de calidad basado en los beta-testers, que son los que verdaderamente analizan el producto y lo mejoran con sus aportaciones. Pero Microsoft, durante los últimos años, nunca ha destacado por suministrar software de alta productividad y calidad, aunque son productos buenos y muy atractivos para los usuarios finales. Por eso se puede hablar de dos modelos: el europeo, que se basa en suministrar software sometido a procesos de calidad internos muy exigentes que garantizan un producto excelente, y el estilo americano de compañías como Microsoft, que utiliza a los beta-testers como controladores de calidad.

Hablando acerca de las diferencias entre los Estados Unidos y Europa, un estudio del Gartner Group afirma que a pesar de que Estados Unidos es el mayor productor de software a nivel mundial, los europeos son los mayores consumidores. ¿Cuál es el motivo de esta situación?

- Es una cuestión de diferencias culturales. La cultura de los estadounidenses se basa en proveer nuevas tecnologías y productos, mientras que los europeos están más in

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información