| Artículos | 25 ABR 2012

¿La tendencia del BYOD hace que los trabajadores sean más productivos?

Alberto Iglesias

“Traiga su propio dispositivo”, BYOD o consumerización. La tendencia a utilizar los dispositivos personales en el entorno laboral es cada vez más palpable en las empresas de todo el mundo, difuminándose así la barrera entre la vida personal y laboral. Pero al igual que aporta ventajas para la compañía, como que los trabajadores puedan acceder a sus aplicaciones empresariales en su propia casa, también existe la otra vertiente, la de si el BYOD puede hacer que esos mismos empleados vean su Facebook o lean su correo personal cuando están trabajando. ¿Qué aspecto prima más?

O dicho de otro modo, ¿el BYOD ayuda u obstaculiza la productividad de los trabajadores?

La respuesta fácil sería que ambos procesos se dan por igual. Sin embargo, en ComputerWorld no nos quedamos con la solución sencilla sino que buscamos profundizar un poco más. Y es que los CIO necesitan que la balanza se incline hacia un lado u otro antes de aprobar un programa de BYOD que, de estar mal administrado, puede llegar a suponer importantes costes para la compañía.

Así, muchos directores de TI notienen mucha elección ya que esta tendencia hacia la consumerización se ha convertido en una especie de grito de guerra de los empleados que exigen aparatos de alta tecnología para poder trabajar. “La presión sobre los CIO es inmensa”, explica el analista del Aberdeen Group, Andrew Borg. "La amenaza implícita es: Dame lo que yo sé que puedo tener o me lo doy yo mismo".

Sin embargo, y más allá de las presiones existentes, la realidad es que el BYOD realmente conduce a ganancias netas en cuanto a la productividad laboral. Tengamos en consideración este escenario probable: Un trabajador utilizar su iPhone personal en lugar de su BlackBerry de empresa. Esta persona seguramente se pondría manos a la obra, con entusiasmo, a personalizar su iPhone con herramientas de productividad y aplicaciones en tiempo real, algo que no haría con el BlackBerry menos personalizable. Asimismo, el iPhone personal seguramente acelerará la capacidad de respuesta de este sujeto. "También son más propensos a tener su dispositivo con ellos en todo momento, no sólo durante las horas de trabajo, lo que significa que son más accesibles y están más en contacto con sus compañeros de trabajo y clientes", asegura Borg.

El “Bring your own device” también ayuda en la contratación y a la hora de obtener nuevos empleados que trabajen con rapidez. Los dispositivos móviles se han vuelto muy personales, como una cartera o bolso, por lo que los empleados potenciales querrán trabajar en una empresa que les permita utilizar sus dispositivos personales. Puesto que ya están familiarizados con, por ejemplo, el iPhone, no es necesario que aprendan los atajos y peculiaridades de la BlackBerry.

"La mejor opción es sin duda un programa de BYOD", afirma Brandon Hampton, director fundador de Mobi Wireless Management, proveedor de servicios de asesoramiento en estrategias inalámbricas. "Puede ser realmente bueno para las industrias que son muy competitivas por sus brillantes empleados, como bufetes de abogados. Es un beneficio y un aliciente extra”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información