| Noticias | 15 FEB 2012

Las peores adicciones TI (y cómo superarlas): el poder

Los gestores de departamentos TI suelen entender su trabajo como algo más que un simple empleo y tienden a identificarse tanto con su labor que es difícil entender cuando están trabajando y cuando descansado e incluso, cuando desempñean correctamente su labor o no.
Computerworld

En ComputerWorld hemos seleccionado siete signos de esta adicción a la tecnología que serán abordados en sendas entregas diarias con opiniones de expertos internacionales en materia de RRHH. Tras el primer síntoma, la jerga geek, tratamos ahora otro de los mayores errores en que caen los adictos a las TIC. No es otro que el poder.

ADICCIÓN TI 2: EL PODER

El poder, además de envidiado, puede ser peligroso, como afirma cualquier organización que ha sufrido alguna vez el contar con un administrador de sistemas pícaro. Además, la tecnología es a la vez esencial en cómo las organizaciones modernas operan y al mismo tiempo es totalmente desconocida por las personas ajenas al departamento de TI, por lo que es fácil para los genios TIC perpetuar sus feudos internos.

"La peor adicción a la que sucumben a los empleados es lo que llamamos el síndrome del puesto de observación de los guardias de incendios", explica Bill Horne, propietario de William Warren Consulting. "Le pasa a los guardias que prestan servicio en puestos remotos durante largos períodos de tiempo poco o ningún contacto con el exterior. Después de un tiempo empiezan a creer que están a cargo de todo lo que sucede en su área. De igual manera, los administradores de sistemas comienzan a asumir que están a cargo de todo lo que sucede en los sistemas que mantienen, lo que puede dar lugar a normas de aplicaciones infantiles, como cierto tipo de autorizaciones y herramientas para espiar lo que sucede en su red".

Como resultado de todo ello, los profesionales de TI a menudo se olvidan que existen para apoyar el negocio, no al revés. "El uso de un ordenador debería ser más fpoder adicción tiácil, pero muchos profesionales de TI han creado pequeños reinos privados que lo hacen difícil o imposible".

La cura a esta adicción es sencilla. La tendencia a consolidar el poder no es exclusiva de los profesionales de TI, señala a su vez Jeffrey Palermo, presidente y COO de una consultora y una empresa de desarrollos a medida. Pero puede ocurrir más a menudo en este sector, porque es aquí donde las decisiones de la tecnología y los recursos suelen estar centralizados en las mismas personas.

“Es necesario que el desmantelamiento de los grandes departamentos de TI, dar a cada departamento funcional su propio personal técnico y los recursos de computación que les correspondan y que a la vez les permitan establecer sus propias prioridades".

EN ANTERIORES ENTREGAS:
Las peores adicciones TI (y cómo superarlas): la jerga geek

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios