| Artículos | 30 MAR 2007

Las TIC en el sector público: eficacia, eficiencia y transparencia

Jaime García.
Las Administraciones Públicas españolas, en todos sus niveles, local, autonómico y central, están en plena transformación hacia organizaciones más flexibles, integradas y, sobre todo, cada vez más orientadas al ciudadano. Un cambio, en definitiva, para dar respuesta a las necesidades de los individuos como clientes, contribuyentes y ciudadanos.

El cliente pide eficacia
Todos, personas y empresas, somos clientes de las AA.PP. y esperamos recibir el mejor servicio posible de éstas: desde la limpieza y seguridad de nuestras calles, a la educación de nuestros hijos, pasando por el servicio sanitario. Como clientes, todos esperamos de nuestras AA.PP. un servicio eficaz. La eficacia de la Administración es, sin duda, uno de los vectores en los que las TIC más pueden aportar. Las herramientas de gestión de información y business intelligence (BI) tienen numerosas aplicaciones en este ámbito. Pensemos, por ejemplo, en el aumento de la eficiencia policial, gracias a la integración de datos de entidades diversas, la disminución del fraude fiscal con herramientas de inteligencia o la aceleración de trámites en entidades críticas, como la Seguridad Social.

El contribuyente pide eficiencia
Las AA.PP. son gestoras de recursos a los que todos contribuimos y, por eso, esperamos que éstas hagan un uso óptimo de los mismos. Además de ser eficaces, las AA.PP. tienen el desafío de ser eficientes, haciendo el mejor uso posible de los recursos de los que disponen. La sostenibilidad de nuestro modelo de Administración Pública en el medio plazo, con crecientes índices de dependencia y la consiguiente merma de su financiación, pasa por construir unos organismos públicos extremadamente eficientes en todos sus niveles. Las TIC juegan un rol clave en este camino hacia la eficiencia, no sólo en lo que a reducción de costes y aumento de la productividad se refiere, sino también en lo referente a la mejora del control y el seguimiento del gasto público. Un buen ejemplo de la aplicación de BI es el control farmacéutico en los hospitales, que ha generado importantes reducciones en el gasto.

El ciudadano pide transparencia
El ciudadano hoy quiere una Administración más cercana, accesible en cualquier momento y casi desde cualquier lugar. Una Administración capaz de resolver sus problemas sin necesidad de ventanillas, colas y papeleos, en suma, una Administración más transparente y orientada al ciudadano. En esta área, las herramientas de gestión de información, sobre todo las específicas de consolidación y visualización, pueden ser fundamentales para permitir una relación más cercana y fluida con el ciudadano. Las AA.PP. españolas son conscientes de estas nuevas necesidades y están avanzando en el uso de las TIC para darles respuesta. Así, se han convertido en referente tecnológico y han liderado algunos de los proyectos más innovadores, como el e-DNI o la modernización de la sanidad en las diferentes autonomías.


Jaime García Cantero, director de investigación de IDC España

Compartir

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información