| Artículos | 30 MAR 2001

Nueva Economía: ¿Mito o realidad?

Mesa redonda
María J. Marzal.
El gran auge que se vivió a finales del año 2000 de todo lo relacionado con la Nueva Economía parece haber dado paso a una época de gran escepticismo. Se ha pasado de una época que elevaba a lo más alto a todas las empresas naciadas al amparo de la Nueva Economía, a otra en la que parece que lo importante es no perder la perspectiva del propio negocio. Todo este cambio en el panorama de las empresas, podría llevar a la reflexión de si el concepto Nueva Economía es una realidad, o si más bien es algo forzado por diferentes intereses. Para intentar dilucidar en lo máximo posible todo lo que entraña el nuevo panorama económico, ComputerWorld ha reunido a las siguientes empresas involucradas todas ellas, aunque desde distintas ópticas con el concepto de Nueva Economía: José Manuel Petisco, Director de Marketing de Cisco; Javier Chacón, Responsable de Alianzas de EMC; Antonio Peramo, Gerente de Negocio de Telenium (empresa representante de Giga Group en España); Adrián Navalón, Director de Marketing de Informática El Corte Inglés (IECISA); Cristina Otero, Directora de Marketing de Alianzas de Microsoft y Hector Donis, Senior Analyst de Yankee Group.

José Manuel Petisco (Cisco): “Por supuesto que existe un nuevo paradigma económico, lo que ocurre es que se ha generado una situación que se puede describir como la ley del péndulo. Es decir, se ha pasado del máximo optimismo al máximo pesimismo; por lo tanto ahora de lo que se trata es de buscar ese equilibrio ideal entre ambas situaciones. Pero insisto, la Nueva Economía existe; existe también una nueva forma de interaccionar con los clientes, proveedores, partners, y con los propios empleados dentro de la empresa. Estamos hablando de una nueva forma de comunicación que ya está llegando a los hogares, con una gran proyección. Por lo tanto, nadie puede dudar de la existencia de una nueva forma de hacer. En este sentido, si observamos Internet como eje de esa Nueva Economía, y analizamos esa multitud de aplicaciones que están siendo adoptadas por las empresas y por los Gobiernos, queda patente que estamos ante un fenómeno que va a mejorar la productividad de las empresas de los países, y su eficiencia; lo que en definitiva generará una mejor calidad de vida. Por otra parte, dentro de lo que se entiende como Nueva Economía habría que destacar, no sólo el B2C, sino el B2B que sí está registrando crecimientos importantes, aunque en España todavía no se están experimentando esos incrementos, y el motivo no es otro que las plataformas no están perfectamente desarrolladas”
¿Es suficiente la existencia de un B2B -que se podría entender como una evolución de EDI-para justificar el nacimiento de una nueva economía?
Javier Chacón (EMC): “El B2B no es condición suficiente, pero sí necesaria para hablar de Nueva Economía. En cuanto a nuestra perspectiva de este nuevo paradigma, debo referirme a un estudio de Gartner Group que asegura que en 2004 habrá una cantidad de información que será diez veces mayor a la que había almacenada hasta el año 1999; y esto sí cambia la economía, las fuentes de decisión y el conocimiento que se tiene de las empresas, y a su vez, sienta las bases de una nueva forma de trabajar dentro de las empresas”.
Antonio Peramo (Giga Group): “Creo que no hay una disyuntiva entre nueva economía y economía tradicional. Por eso, debo entender que en virtud de la actividad de las empresas es donde sí se puede clarificar si estamos ante un nuevo paradigma o ante un canal complementario. Al final los dos entornos van a confluir. Respecto a B2B, y según lo que se está observando, llegamos a la conclusión de que las empresas se están resistiendo a implantar modelos de negocio B2B, bien porque no los entienden, o bien porque consideran que no les reporta un significativo valor añadido. Entiendo, asimismo, que Cisco base toda su estrategia de ventas en Internet, pero hay que entender que estamos ante una empresa tecnológica, y no ante una compañía que proviene de la economía tradicional. Existe una gran dificultad en saber transmitir al mercado español el uso de Internet como canal comercial o de relaciones”.
Adrián Navalón (IECISA): “Está claro que todo lo que significa Internet y su aplicación en todos los niveles de la economía es algo que ha llegado ya. No es algo pasajero, y tampoco es una moda. El problema quizás se sitúa en las expectativas, que siempre están infravaloradas, ya que cuando estamos ante un concepto nuevo es muy difícil manejar datos fiables. Pero insisto, Internet es una ruptura con todo lo anterior, es algo similar a lo que ocurrió con el descubrimiento de la electricidad, o la televisión”.
José Manuel Petisco (Cisco): “Creo que existe gran inquietud en el entorno del B2B; aún así creo que todos nosotros deberíamos concienciar a las empresas de que cuando una empresa aborda este nuevo mundo, sus niveles de productividad y de eficiencia se incrementan notablemente. De hecho, y si citamos datos de ROI (Return of Investment), me puedo referir a los de Cisco y asegurar que gracias al uso de este tipo de herramientas el ahorro que se genera en Cisco en un año es superior a los 1.500 millones de dólares”.
Cristina Otero (Microsoft): “Me gustaría apuntar que lo importante es que lo que hemos empezado a caminar ya, no es un camino reversible. No hay vuelta atrás. Cierto que las empresas que estamos aquí no somos representativas, puesto que somos juez y parte, y tenemos un interés claro; pero lo avanzado está ahí. Otro factor importante es el cultural, hay que tener en cuenta que el nivel del empleado medio de la empresa española está muy lejos de los objetivos de incrementos de su productividad a través de intranets, puesto que esas intranets lo que consiguen es ofrecer una transparencia de cultura enorme dentro de la empresa, pero a la vez también se incrementa notablemente el nivel de responsabilidad. Por otra parte, me gustaría destacar que todos los fabricantes de tecnología no hemos sido capaces de vender soluciones, hemos vendido únicamente herramientas”.
José Manuel Petisco (Cisco): “Creo que todas estas nuevas herramientas que se le están dando a los empleados, además de incrementarle la responsabilidad, como se ha dicho; creo que lo importante es que la empresa le otorga una mayor nivel de confianza para que desarrolle y maneje cierta información que antes estaba fuera de su alcance. Por eso, creo que estamos ante un importante cambio cultural”.
Hector Donis (Yankee Group): “Una de las mejores maneras para analizar los beneficios de esta nueva economía es fijar cuáles son los incrementos en productividad generados a través del comercio electrónico. En este sentido, creo que en términos de productividad añadida ya estamos en la nueva economía, pero en términos de comercio electrónico debemos de ser más cautos, sobre todo en España. Otro aspecto, es que creo que en B2C habría que diferenciar aquellas operaciones que se gestionan íntegramente a través de Internet, y las que sólo realizan una parte -la informativa- y finalizan la transacción a través del modelo tradicional”.
Adrián Navalón (IECISA): “Lo que aporta hoy la nueva economía al comercio es sólo una parte. No es mucho más que un escaparate, y e

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información