| Artículos | 20 MAY 2011

Órdago a VMware

Computerworld

Grandes jugadores del sector de TI como IBM, HP, BMC Software, Intel y Red Hat se han aliado para hacer frente a VMware en el negocio de la virtualización, que esta última compañía domina por completo. Su propuesta es la tecnología KVM de virtualización de código abierto. “Demasiado tarde y demasiado débil”. Así es como califica la consultora Gartner al movimiento que estos gigantes de TI han emprendido para luchar contra VMware en el campo de la virtualización. Estas compañías se han unido en una alianza, llamada Open Virtualization Alliance (OVA), cuyo objetivo es desarrollar arquitecturas de referencia y mejores prácticas para potenciar en el mercado la virtualización de código abierto (Kernel-based Virtual Machine o KVM), una tecnología que apenas tiene actualmente un 1% de cuota de mercado a escala global, según la citada consultora.

VMware es imbatible en el mercado de la virtualización. Aunque ya tiene competidores como Microsoft o Citrix, la compañía (propiedad, por otra parte, de EMC) tiene el 75% o incluso más de la base instalada, según Gartner. En el primer trimestre de su ejercicio fiscal, VMware cosechó unos ingresos de 844 millones de dólares, incrementando su resultado un 33% respecto al año anterior. Además, el negocio de la compañía puede verse incentivado aún más por la creciente adopción del modelo de cloud privada en muchas compañías y organizaciones.

Y es que, según los analistas, en los últimos tiempos VMware está evolucionando para pasar de ser sólo un desarrollador de hipervisores a un competidor director de compañías de la talla de IBM y, en concreto, de sus herramientas de gestión de TI Tivoli.

En cualquier caso y, aunque sea “muy difícil desbancar a VMware en este mercado”, según recuerdan analistas de IDC, “este movimiento es positivo para la industria y una oportunidad para la tecnología KVM y para muchas compañías que aún no han apostado por la virtualización. 

El origen de KVM
KVM fue un proyecto de código abierto desarrollado por Qumranet, compañía isralí adquirida por Red Hat en 2008. Desde Red Hat, Scott Crenshaw, vicepresidente y director del negocio de cloud en Red Hat, reconoce los obstáculos a los que se enfrenta la tecnología KVM en el mercado, aunque insiste que los usuarios demandan una alternativa VMware. “No hay duda de que VMware está trabajando en la creación de todo un ecosistema a su alrededor, pero tampoco la hay de que el mercado quiere una alternativa viable a VMware en el campo del código abierto, y éste es el propósito de la alianza OVA”.

Por parte de BMC, compañía cuyas soluciones soportan la tecnología de VMware, Kia Behnia, su director de tecnología, asegura que su decisión de formar parte de OVA no cambia en absoluto su apoyo a los programas de VMware. “Simplemente queremos ofrecer más opciones a los clients”, sentencia, recordando, ademas, que, no obstante, su compañía está “invirtiendo significativas sumas en I+D para KVM”.

Compartir

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información