| Artículos | 24 JUN 1994

Orientación a objeto, inversión cara aunque rentable

La tecnología orientada a objetos puede ser rentable a largo plazo, pero los usuarios tienen claro en su mayoría que no supone algo fácil. Para el 90% de los implicados en esta industria, la tecnología orientada a objetos significa la utilización de un nuevo lenguaje de programación. Sólo el 10% está volviendo a sus códigos fuente para comprobar el diseño del programa y analizar las posibilidades de aquello que puede convertir a los sistemas en algo realmente nuevo.

Aún así, el entusiasmo por la tecnología orientada a objetos está llevando a las organizaciones a probar nuevas fórmulas sin pararse a observar el tipo de problemas para cuya solución es adecuada esta tecnología, o cómo la orientación a objetos puede ajustarse a los requerimientos reales de una institución.

La orientación a objetos puede esquematizarse dividida en cuatro estratos: en el fondo se encuentran las herramientas (lenguajes de programación, objetos embebidos, etc.); en un estrato superior se encuentran las metodologías para desarrollo orientado a objetos, con las categorías de análisis y diseño; el segmento siguiente lo constituyen la integración técnica y la gestión tecnológica, centradas en la comprensión de aspectos como la cultura y los valores organizacionales; un último estrato formaría parte del proceso de reingeniería de negocio (la discusión entorno a este aspecto se centra en hacer comprender al departamento de tecnología de la información a qué función de los intereses corporativos está sirviendo)

Los analistas especializados recomiendan analizar estos intereses corporativos por sí mismos desde una perspectiva orientada a objetos, rediseñando las operaciones que mejor se adaptan a esta tecnología. Para Ed Yourdon, uno de los padres de la metodología estructurada, el éxito de la adopción de la tecnología orientada a objetos pasa por la realización de un proyecto piloto.

Este proyecto debe implementar un aspecto importante de la organización, pero no lo suficientemente esencial como para que un posible fallo tuviera consecuencias drásticas.

Por último, y para evitar que la tecnología orientada o objetos sobrepase las necesidades reales de una organización, ésta debe estar preparada para realizar una inversión en dinero, en personal y en tiempo.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información