| Artículos | 24 JUN 1994

Primer encuentro de músicas avanzadas de Barcelona

Sonar presenta las últimas novedades informáticas aplicadas a la creación musical

Por vez primera en Barcelona se ha celebrado un festival musical en el que la informática ha sido algo más que un mero instrumento para hacer sonidos. Sonar, encuentro internacional de músicas avanzadas, ha reunido un importante número de músicos, profesionales y técnicos que utilizan ordenadores y software sofisticado en la creación musical.

También ha reunido una muestra de instalaciones multimedia, donde la informática es parte indispensable, conciertos, debates e incluso una feria tecnológica, donde se han mostrado los últimos ingenios y programas para convertirse en un músico avezado.

Entre las conferencias ha destacado un debate abierto entre artistas y tecnólogos sobre los nuevos programas informáticas para la producción y la industria musical. Otros temas interesantes han sido la polémica que desata los derechos de autor en las nuevas tecnologías aplicadas en la música o la gestualidad del intérprete en el entorno informático, que fue expuesto por el conocido músico Teddy Bautista, seguidor de los últimos avances tecnológicos.

Como explican los organizadores, trabajando con instrumentación electrónica, el intérprete necesita una accesibilidad que los nuevos interfases aplican sin parar. El objetivo es permitir una comunicación más física y minuciosa entre el músico y la máquina.

Y ahora que estamos en los inicios de las superautopistas de la comunicación, a los organizadores no se les ha escapado tratar un interesante tema como las redes de comunicación en la música avanzada. Es decir, donde los nuevos sistemas de comunicación digital mantienen en contacto todo el planeta y permiten interaccionar entre sí mismos diferentes universos profesionales o sociales. También está transformando las relaciones de los creadores musicales y la industria con los procesos culturales y económicos en que se desarrollan. Las instalaciones multimedia presentadas en Sónar expresan metáforas que durante siglos han fascinado a la humanidad, entre ellas la de la realidad virtual. Dos de ellas utilizan el programa Max para Apple y conducen la información en tiempo real a través de canales MIDI para determinar secuencias de luz, sonido y video.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios