| Artículos | 28 MAY 2004

Profesionales en movimiento

Un modelo de flexibilidad, productividad y ahorro de costes
Pedro Sandoval.
En la nueva economía, existe una clara tendencia hacia la flexibilidad, y las soluciones móviles constituyen las principales herramientas para ofrecer una respuesta ágil y flexible a las empresas eliminando las fronteras temporales y espaciales.

El mundo empresarial será el primero en beneficiarse de las potencialidades del nuevo horizonte de movilidad, pero también los trabajadores podrán empezar a descubrir las ventajas de poder disponer de una tecnología fácil de usar y rápida.
Para las empresas, el concepto de movilidad, no es nuevo, y suele asociarse a modelos de mayor productividad, flexibilidad y menores costes. La mayoría de las empresas hoy en día viven en un entorno muy dinámico y de cambios constantes, muchas de ellas, ya han abordado la implantación de soluciones que reducen el tiempo y los costes asociados a los trabajadores que realizan al menos un 20% de su jornada laboral fuera de la oficina.
Un proceso tan sencillo como un pedido, puede suponer un alto coste administrativo así como la pérdida de tiempo en la realización de una tarea rutinaria. La automatización de procesos elimina el margen de error, facilita el análisis y seguimiento de la información corporativa.

UMTS: La última pieza de la comunicación desde dispositivos móviles
Hoy en día, nos enfrentamos a un entorno en el que van desapareciendo los cables. La tecnología Wi-Fi ha representado un avance notable frente a las redes locales (LAN), mientras que UMTS lo será frente a las actuales tecnologías por radio GSM y GPRS. La red global incluye tecnologías GSM, GPRS y UMTS. UMTS constituye la última pieza del puzzle de la comunicación desde dispositivos móviles.
El Sistema de Comunicaciones de tercera generación (3G) aventaja a los sistemas móviles de segunda generación (2G) en su potencial para combinar la automatización de procesos con mayor capacidad de transmisión de datos, que ya están prestando servicios multimedia interactivos y se esperan nuevas aplicaciones que combinen servicios, imagen y sonido.
En términos generales, la nueva generación de soluciones móviles permitirá a las empresas ser más eficientes, desde el punto de vista de los costes de operación, optimización de servicios, un acceso más rápido, conectividad virtual a la red, e incluso nuevas alternativas de facturación adaptadas a distintas necesidades, y una mejora significativa de servicio a clientes. Para los trabajadores, el sistema global de UMTS tiene un ilimitado número de posibilidades tanto para su entorno corporativo, como personal.
Actualmente, la clave está en la capacidad de convergencia entre los sectores de las telecomunicaciones y las tecnologías de la información. Para las empresas consultoras, desarrolladoras e integradoras la tecnología UMTS abre un amplio abanico de oportunidades con el desarrollo de aplicaciones que aporten una respuesta a las necesidades de conectividad remota y herramientas que combinen lo novedoso con la calidad, optimizando el rendimiento de las empresas.
En España, al igual que el resto de economías de OCDE –Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico– el peso del sector servicios es una razón más que apunta al éxito que pueden tener las tecnologías que combinen la movilidad de los trabajadores con las aplicaciones a medida y corporativas de las empresas en nuestro país.
Tanto las grandes corporaciones como las pequeñas y medianas empresas han de afrontar esta nueva tendencia, para proporcionar conexiones en cualquier lugar y momento.
El papel del integrador será clave para que se puedan conectar los sistemas tradicionales tanto de manera física como lógica. Los avances de esta tecnología se irán reforzando con mayor velocidad de transmisión, alcance y desarrollos enfocados al concepto inalámbrico. El impacto esperado de la tecnología 3G ha de devolver a la sociedad más puestos de trabajo, una inversión más rentable y mejor calidad de servicio.
El reto consiste en implicar al tejido económico y social. Según datos de Gartner, a nivel mundial se estima que la población activa se encontrará always-on durante el 80% de su tiempo en el año 2007, y por ello, la tecnología y las telecomunicaciones podrán contribuir a hacer posible compaginar la vida personal y profesional de los trabajadores.

La movilidad en cifras
Según Gartner, en el año 2005 entre un 40 y 60% de las aplicaciones se ofrecerá de forma móvil: PDAs, portátiles y teléfonos móviles entre otros productos del mercado. Asimismo, datos del UMTS Forum señalan que en el mundo ya existen más de 3 millones de usuarios de esta tecnología.
El número de trabajadores móviles en España según IDC es de más de 6 millones, y las previsiones a dos años apuntan a que esta cifra se incrementará hasta acercarse a los 8 millones.
Por su parte, un estudio de Yankee Group, señala que en 2007 habrá un aumento del 318% de usuarios de soluciones móviles. En el sector de los móviles, hay 1.400 millones de móviles, uno por 4,5 personas de los 6.300 millones de habitantes del planeta. En España somos más de 34 millones de abonados. Las previsiones para este año apuntan a una senda de crecimiento tanto en el mercado doméstico como en el corporativo.

Cambios en la naturaleza, lugar y horario de trabajo
En la actualidad, los agentes económicos ya no interactúan en un flujo de actividades intermitente y localizado geográficamente, sino que lo hacen en un flujo continuo y globalizado.
La inmersión de las empresas en operaciones internacionales y globales ha marcado nuevas pautas y necesidades que satisfacer para competir en los mercados. Cada vez más, las empresas buscan perfiles profesionales capaces de adaptarse a distintos entornos y culturas en un contexto de incertidumbre que requiere mayor agilidad.
Por ello, el personal de las empresas de todo el mundo es cada vez más diverso: la entrada de las mujeres de forma masiva en el mundo laboral, el envejecimiento de la población, la reciente ampliación de la Unión Europea, y los movimientos migratorios son algunos de los factores que están influyendo en la consolidación de un mercado de profesionales en movimiento, en el que el cambia el concepto de trabajo, el lugar y los horarios.
En Europa, la tendencia está centrada en generar un entorno que estimule la movilidad y construya un mercado laboral paneuropeo para finales del año 2005, según la Comisión Europea. Esta es una de las circunstancias que puede contribuir a consolidar la tecnología 3G como un espacio global, en el que podamos relacionar productividad, competitividad y crecimiento económico.
Así como los mensajes SMS despuntaron como un nicho desconocido de oportunidades, la red UMTS supondrá un reto para el sector y para la sociedad en su conjunto.

Pedro Sandoval, Director comercial y de marketing de Drago Solutions
Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios