| Artículos | 25 MAR 1994

Ramón Molinas, Director General de IPM -distribuidor exclusivo español de EMC2-

El almacenamiento debe contemplar la arquitectura cliente/servidor
Oscar G. Llorente.

EMC2 es un curioso nombre que no tiene por qué sonar necesariamente a los paganos del mundo del almacenamiento. Pero quienes no lo son sabrán que se trata de una compañía que empezó comercializando dispositivos RAID de alto nivel, para entornos IBM, cuando el mercado pensaba aún que no era esa la tendencia.

Hoy, con una facturación consolidada durante 1993 de más de 4 billones de dólares, EMC2 acomete el mundo de los entornos cliente/servidor. Según su distribuidor exclusivo en nuestro país, IPM, y en palabras de su Director General, Ramón Molinas, una vez más son pioneros en dar un nuevo paso, que todo el mercado secundará. Para ello, EMC2 ha adquirido firmas como Epoch

Systems (software cliente/servidor) o la subsidiaria de Tandem dedicada a tecnología RAID para entornos Unix.

Para Molinas, el mundo cliente/servidor necesitará las mismas prestaciones a nivel de almacenamiento, y así lo explica a COMPUTERWORLD

Cómo es la relación actual entre EMC2 y su distribuidor exclusivo español?

- EMC2 supone más del 50% de nuestra facturación y, aunque sólo hemos trabajado con ellos durante tres años, los resultados han sido más que satisfactorios. Conocí su producto, Symetrix, por primera vez en marzo de 1991, en la fábrica de EMC2 de Boston. Cuando vi las instalaciones, con más de veinte máquinas de trabajo en serie, me dije a mí mismo que aquello debía funcionar, dada la capacidad de producción que se contemplaba. Y es que yo, al igual que mis primeros clientes, no creía que aquello pudiera ser cierto: se trataba de una filosofía de disco revolucionaria, basada en el montaje de una memoria caché muy grande en cada disco. En una palabra, filosofía PC, pero conectable al canal de cualquier CPU.

El hecho de que continúen siendo distribuidor exclusivo significa que están satisfechos con ustedes...

- Tan sólo han de remitirse a los hechos: somos el segundo país donde hay más máquinas Symetrix instaladas; por otra parte, IPM vende más sistemas Symetrix en España que la propia EMC2 en países como Francia. La situación no puede ser mejor, y eso es un hecho probado. Por otra parte, casi cuatro años por delante suponen una situación óptima para planificar e invertir.

¿Cómo es la situación actual de EMC2 a nivel de corporación?

- Durante el pasado año pasó de 360 a 780 millones de dólares de facturación, más del doble, lo cual es sintomático en el marco de una economía en recesión. Su baza es la creación de microcódigo con buen nivel (innovador pero compatible). Ahora, a través de la compra de Epoch System -un líder mundial en el desarrollo de software cliente/servidor para almacenamiento de datos-, la intención de la compañía es asistir no sólo a sistemas host, sino también a entornos basados en esta arquitectura emergente.

¿Podemos decir entonces que EMC2 está migrando hacia arquitecturas cliente /servidor?

- No exactamente, y permítame que me explique, porque esto es importante: por una parte, EMC2 ha inciado una estrategia que, tarde o temprano, será un hecho inapelable, como es la necesidad de contar con sistemas de almacenamiento dentro de los nuevos entornos distribuidos; pero, por otra, es fundamental comprender que esta adaptación no podrá ser nunca absoluta, sino que caminamos hacia un entorno mixto, entre lo que antes existía y lo que viene en el futuro. Al menos por lo que respecta al negocio del almacenamiento.

Parece comprensible que se abogue ahora por los nuevos sistemas cliente/servidor, desde un mercado orientado a un tipo de sistemas que parecen conminados a desaparecer.

- No, no, en absoluto. ¿Cónoce usted la ley del péndulo? Hace un año, se hablaba de las arquitecturas cliente/servidor como una panacea, después de conocer un mundo de arquitectura totalmente centralizada. Ahora, con la reflexión, el péndulo se ha parado y se aprecia una verdad que radica en entornos mixtos. El mainframe no está muerto, y se le ha de considerar como un superservidor durante algún tiempo aún. Así, que vender dispositivos de almacenamiento para sistemas centralizados no constituye un error, el error está en suponer que otro tipo de entornos no lo van a necesitar. Sin ir más lejos, IBM también está trabajando incansablemente por conseguir una tecnología RAID adaptada a entornos cliente/servidor.

De hecho, el retraso en el lanzamiento de productos IBM con respecto a esta tecnología les está beneficiando, ¿no es así?.

- Sin duda, pero no es el único factor. Mire usted, la tecnología RAID parecía muy fácil de fabricar en sus comienzos, y los principales actores del mercado aseguraron en su momento que éste no era el camino a seguir. Luego, todo el mundo ha intentado imitarlo, lo cual es un síntoma. Por otra parte, el retraso de IBM pone de manifiesto que no es tan fácil como parecía.

¿Qué conclusión cabe sacar de todo ello?

- En primer lugar, que cuando IBM lance su oferta, ésta estará formada por sistemas básicos, en tanto que nosotros estaremos ofertando productos de probada solvencia. Por ejemplo, una nueva tecnología denominada remote mirroring, que permite tener a 100 kilometros un disco con idéntica información que la que tiene aquél con el que se trabaja; luego, si ocurre alguna anomalía, el usuario sigue trabajando con la misma informacion, emplazada en otro lugar, pero sin darse tan siquiera cuenta de ello. Esto, por el momento, sólo lo ofrece EMC2. Por todo ello lógico es que, mientras nosostros trabajamos en mejorar, el resto de fabricantes empieza ahora. EMC2, por tanto, irá por delante durante unos años.

En cualquier caso, ¿es fácil comercializar este tipo de productos?

- No, por cierto, ya que se trata normalmente de fuertes inversiones. Pero, cuando se vende este tipo de producto comparativamente a lo que ha existido hasta ahora, puede apreciarse su rentabilidad: en primer lugar, se ofrece un ratio de rendimiento muy elevado en tiempo de respuesta del disco, a la vez que supone un ahorro en consumo energético y en mantenimiento. Además, se ahorra también en espacio, ya que una máquina como las que nosotros comercializamos ocupa un 10% de lo que ocupaban los productos que existían hasta ahora. En definitiva, no es fácil vender, pero sí que el cliente aprecie la rentabilidad, a través de múltiples factores de ahorro tangible por motivos indirectos. Y, por supuesto, seguridad.

Todas estas presuntas bondades, ¿pueden extrapolarse también al mundo cliente /servidor?

- Sin duda. Es más, eso es algo necesario. Y de hecho, EMC2 trata en la actualidad de posicionars como el primer suministrador de dispositivos de almacenamiento en sistemas cliente/servidor. Por el momento, lo cierto es que todos los grandes aseguran que van a tener soluciones de este tipo, pero nosotros trataremos de ser el suministrador preferido, aprovechando nuestra experiencia. La adquisición de Epoch nos permitirá ofrecer soluciones llave en mano, que estarán disponibles a finales de este mismo año.

Pero ¿cómo se puede hacer ver al cliente que se trata de soluciones imprescindibiles?

- Es sencillo de explicar, aunque no creo que sea tan sencillo de llevar a la práctica, y me explico: en una red cliente/servidor la información está mucho más distribuida, lo que implica flexibilidad pero también dispersión. En una palabra, se ha ganado flexibilidad pero se ha perdido control. Por ello, es absolutamente necesario guardar los datos centralizadamente.

Todo esto había tenido una importancia vital en el host. ¿No ocurre, entonces, lo mismo en la informática descentralizada?

- No, por el momento. Todo esto es bastante complejo, aunque imprescindible, pero no hay que olvidar que estamos al principio de una nueva etapa tecnológica.

Cabe concluir, entonces, que este tipo de sistemas d

Compartir

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información