Centro de Datos | Noticias | 08 OCT 2016

Balanceo de carga y alta disponibilidad

Aunque parezca mentira, todavía hay muchas empresas que no lo ven como algo necesario dentro de sus infraestructuras. Y, sin embargo, la respuesta es muy sencilla: Alta Disponibilidad.
centro datos convergente flexipod whitepaper
Eduardo García, director para la Región del Sur de Europa de KEMP Technologies

Hay una pregunta bastante común a la que nos enfrentamos los proveedores de soluciones de balanceo de carga: ¿por qué necesito un balanceador de carga? Ninguna organización actual que opere en Internet quiere tener tiempos de inactividad ni perder el contacto continuo con sus clientes. Imagínese un banco cuyo portal de acceso para clientes se cae. O una tienda online, tiene que dejar de vender durante horas porque ha sido objeto de un ataque de denegación de servicio. O un ejemplo aún más cotidiano: estamos haciendo la compra por Internet y, de repente, la página deja de cargar y nos quedamos sin compra, y el supermercado sin venta…

Tanto a nivel de ventas como de reputación las consecuencias son graves. Por esta razón, la alta disponibilidad es fundamental hoy en día. Y la alta disponibilidad solo se garantiza si se cuenta con una solución de balanceo de carga suficiente.

¿Pero por qué muchas empresas no lo consideran imprescindible? Seguramente por desconocimiento. A veces también por precio, porque es cierto que los fabricantes tradicionales de balanceadores de carga tienen precios prohibitivos. Sin embargo, los proveedores de soluciones de ADC –y prefiero comenzar a hablar de ADC (controladores de entrega de aplicaciones) en vez de balanceadores de carga, porque los ADC no solo balancean la carga, sino que aportan inteligencia a la red– más modernos, son capaces de ofrecer soluciones muy económicas y de adaptarse a las necesidades específicas de cada empresa. 

 

El funcionamiento de un ACD

¿Cómo trabaja un ACD?  Los ADC sirven como un único punto de conexión a múltiples servidores. Se comunican con todos los servidores para comprobar su estado, rendimiento y carga de trabajo. También se fijan en lo que el usuario está solicitando cuando establece una conexión. Con esta información, el ADC puede asegurarse de que cada solicitud del cliente vaya al servidor que tenga mayor disponibilidad en ese preciso momento.

Los ADC también se implican en la seguridad, dado que están cerca de las aplicaciones a las que dan servicio y revisan cada conexión entrante para asegurarse de que lo que se está solicitando es adecuado y que la persona que pide la información está autorizada. Y también ayudan a aliviar las responsabilidades de los servidores que utilizan SSL por razones de seguridad, algo que normalmente supone una gran cantidad de trabajo de la CPU. Todas estas características trabajan juntas para hacer que las aplicaciones funcionen mejor, más rápido y de forma más fiable.

 

Tolerancia a fallos para garantizar la Alta Disponibilidad

Otra de las preguntas que nos hacen nuestros clientes es si es imprescindible la tolerancia a fallos. Sin duda lo es si queremos garantizar la alta disponibilidad. Supone que un balanceador secundario  mantiene todos los informes de las sesiones creadas por el balanceador de carga primario. De esta forma, el cliente no nota ningún problema ni corte en su acceso u operación en el caso de que el primero falle. Fallos que pueden deberse a muchos problemas diferentes: problema con la fuente de alimentación, fallo del rack en centros de datos, fallos de cable, de switches, etc.

Hoy en día, cualquier organización con presencia en Internet tiene que garantizar la respuesta inmediata a sus clientes. Por eso es tan importante que, desde el punto de vista tecnológico, aseguremos la alta disponibilidad. Y los balanceadores inteligentes, o ADC, son la clave.

Artículo elaborado por Eduardo García, director para la Región del Sur de Europa de KEMP Technologies

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información