Directivos de España | Noticias | 23 ENE 2016

La gestión de los datos en un mundo marcado por los entornos virtuales y la nube

empresas_cloud

En los últimos años hemos visto cómo las conversaciones sobre datos han ido cambiando a medida que los clientes debían hacer frente a “megatendencias” ya aceptadas, como la migración a la nube, la creciente demanda de seguridad y cumplimiento normativo, la computación ubicua (anywhere computing) y el crecimiento explosivo de los datos. Estas tendencias han remodelado drásticamente la industria de TI y la gestión de datos.

Con las innovaciones continuas en el campo del almacenamiento, el cloud computing  y las infraestructuras hiperconvergentes, en Commvault hemos identificado seis necesidades emergentes claves para los clientes que son cada vez más el foco del CIO y los responsables de tecnología. En primer lugar se encuentra la infraestructura abierta, basada en estándares, que nos invita a aprovechar las ventajas en costes y flexibilidad de las nuevas infraestructuras commodity. En segundo lugar destacan los nuevos imperativos de recuperación en un escenario donde los clientes ya no pueden tolerar la pérdida de datos de aplicaciones críticas, y las ventanas de recuperación se están reduciendo.

Otro factor es la analítica de alto nivel integrada en el sistema, en la que los clientes demandan herramientas gráficas de búsqueda, visualización y correlación incorporadas a sus soluciones de gestión de datos, o bien accesibles desde lenguajes query estándar de terceros. En cuarto lugar, observamos el acceso y la colaboración, mediante los cuales los usuarios deben tener acceso sencillo y universal a todas las copias de sus datos, con independencia de cuándo y dónde se crearon, y la capacidad de compartirlos de forma segura con otros para incrementar la reutilización y desbloquear el valor de los mismos.

La gobernabilidad de extremo a extremo, a través de la cual las empresas deben tener todos sus datos bajo control (se requiere visibilidad, seguridad, acceso y cumplimiento normativo) es otra necesidad que destaca. Y, un backup , en sexto lugar, desbordado por el crecimiento de los datos, con volúmenes de datos que están superando la capacidad de las soluciones de backup  tradicionales para satisfacer las demandas actuales y los objetivos de puntos de recuperación.

 

Requisitos

Como el crecimiento de datos continúa expandiéndose, los usuarios ahora exigen métodos modernos de protección que abarquen desde el datacenter hasta la nube incluyendo los usuarios móviles, y que ofrezcan recuperación y gestión del ciclo de vida basados en datos indexados. Gracias a la experiencia que hemos acumulado en los años que llevamos trabajando con la gestión del dato, así como a la relación y las conversaciones que mantenemos con nuestros clientes,  en Commvault hemos identificado un conjunto de requisitos básicos que deben cumplirse para llegar a una solución verdaderamente holística para los clientes.  Estos Principios han sido desarrollados después de revisar cientos de comentarios de clientes, reuniones ejecutivas e interacciones.

Bautizados como Principios de la Gestión Moderna del Dato, creemos que estos 7 principios deberían conformar la lista de imperativos para cualquier cliente que busque mejorar su estrategia de gestión de datos para que esté preparada para el futuro. El primero es el Acceso a la Plataforma basado en estándares, que implica la eliminación de  la obsolescencia y la dependencia del proveedor; protección del futuro de las relaciones de tecnología del cliente y los riesgos asociados a la evolución de sus infraestructuras.

Destaca también, como requerimiento número dos, la seguridad de datos integrada, donde el dato está securizados en transmisión, en reposo y durante su acceso; comunicación segura durante el movimiento, almacenamiento y activación con cifrado, gestión de claves y controles basados en roles para cada usuario, a través de controles de auditoría integrados e informes sobre cumplimiento de normativas sobre todas las ubicaciones de los datos. Asimismo, un nivel de acceso directo y nativo, con los datos disponibles en su formato nativo;  servicios de entrega en formato nativo u on demand, que proporcionan  un acceso casi instantáneo (puntos de recuperación) y en el formato requerido por la aplicación, lo que resultará en un menor tiempo, esfuerzo y riesgo.

En cuarto lugar se encuentra la búsqueda y consulta extensivas ( indexar, analizar, visualizar y optimizar los datos, activar y desbloquear datos tanto vivos como históricos), mediante un potente sistema de búsqueda y consulta sobre múltiples aplicaciones de datos y ubicaciones de almacenamiento, incluyendo repositorios virtuales, entornos SaaS y soluciones en la nube.

En quinto lugar, el acceso universal y colaboración, en lo que implica compartir y sincronizar datos entre aplicaciones, archivos e información;  mejorarla productividad y la colaboración dando a los usuarios un acceso sencillo y universal a todas las copias de sus datos, con independencia de dónde y cuándo se crearon, y habilitándoles para compartir datos de forma segura con usuarios, aplicaciones, etc. El Gobierno del dato desde su creación, en sexto lugar, en donde el dato es gestionado desde su nacimiento, e implica gestionar datos desde su creación permitiendo a las empresas tenerlos siempre bajo su control, con visibilidad y seguridad, lo que reduce significativamente el riesgo de pérdida, robo, fuga o incumplimiento normativo.

Y en séptimo lugar, la captura de cambios incrementales, en donde la mayor frecuencia de puntos de consistencia impulsa la eficiencia de almacenamiento y redes, e implica el seguimiento de cambios por bloques abriendo oportunidades para reducir drásticamente el impacto de la carga de trabajo durante las operaciones de protección de datos, al tiempo que proporciona eficiencias adicionales en la utilización de la red y el almacenamiento, con sólo leer y mover los bloques nuevos y almacenar sólo los bloques modificados. Esto reduce los requisitos de ancho de banda y almacenamiento para las operaciones de recuperación y mejora el RPO y el RTO.

Los clientes deben tener visión a largo plazo, trabajar con sus proveedores para garantizar que las tecnologías se mueven en una evolución previsible en cuanto a inversión y comprobar dónde están esas tecnologías dentro de su ciclo de vida. Aportar a los usuarios una lista de requerimientos para lograr una óptima gestión y protección de datos ayudará a asegurar que están preparados para hacer frente a los retos de TI de hoy y de mañana.

El autor de este artículo es Iván Abad, Technical Services Manager Iberia de Commvault​

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información