Economía digital | Artículos | 01 JUL 1997

Jamón, vino y páginas de hackers crackers

Javier Pedreira.

Si el agente Fox Mulder supiera lo que pasa en España con Internet, sin duda estaría convencido de que existe una conspiración dirigida por el Fumador para desprestigiarla, pues una vez tras otra sus usuarios tienen que ver como ésta toma un protagonismo negativo en las noticias.

El último caso sonado saltaba a los medios de comunicación después de que el pasado 27 de mayo el Grupo 2º de Delincuencia Económica de la Policía Nacional de Barcelona, tras una denuncia de la Business Software Association, asociación que actúa en defensa de los intereses de diversos fabricantes de software contra la piratería, registrara las instalaciones de la empresa Vesatec, y procediera a la detención de sus responsables y a la desactivación de su servidor, que albergaba la Web "Viva el Jamón y el Vino." La denuncia se basa en que en esta Web había programas, generalmente conocidos como cracks (el Vino), diseñados para saltarse las protecciones que los fabricantes ponen a sus programas de modo que una vez crackeado un programa se puede copiar y usar sin restricciones; la denuncia de la BSA no entra para nada en la presencia de imágenes pornográficas (el Jamón) en esa web o de un programa generador de números válidos de tarjetas de crédito, asunto que en palabras de Javier Ribas, abogado de la BSA, "es incumbencia de las empresas emisoras de dichas tarjetas."

Poco después de tener lugar esta operación policial usuarios de otros proveedores de acceso veían como sus cuentas de correo eran revocadas y sus páginas Web eliminadas por no ser "políticamente correctas"; así, páginas como IberHack, FatEros, y metracrack han desaparecido del mapa virtual español; Isla Tortuga también desaparecía con el servidor de Vesatec, pues estaba albergada en él.

Reacciones

Aunque este golpe a uno de los puntos de encuentro más populares del underground Internet español es un claro aviso a los navegantes, puede provocar precisamente el efecto contrario al deseado, pues junto con las desafortunadas declaraciones al respecto hechas por Juan Cotina, Director General de la Policía, y una cobertura no demasiado acertada de la noticia en la mayoría de los medios de comunicación, el cierre del servidor de Vesatec ha causado bastante revuelo en news://es .comp.hackers [curiosidad: en ese grupo el 95% de los mensaje son sobre cracks, no sobre hackers]. En el grupo han aparecido bastantes mensajes en los que se denuncia esta actuación como una agresión contra la libertad de expresión y en los que se pide apoyo para Fer13, el creador de la web cerrada, y para los responsables de Vesatec. En muchos mensajes también se promete abrir páginas web dedicadas al mismo tema, por lo que da la impresión de que el esfuerzo de la BSA va a ser tan útil como ponerle puertas al campo.

Una reacción como esta es comprensible, ya que la acción de la BSA recuerda mucho a la del chico gande que se mete con el pequeño, y lo que ahora es fundamental es que la BSA investigue las infracciones supuestamente cometidas por instituciones y organismos oficiales que Fer "el Salteador de la Red" denuncia en una especie de "sucursal informativa" de la web del Jamón y el Vino, que ha montado en su página: www.arrakis.es/~espadas, pues de lo contrario esta impresión sólo se verá reforzada. [Por cierto, uno de los mayores equívocos que ha rodeado todo este asunto es que al pricipio en algunas noticias se identificó erróneamente a este Fer, que en realidad es El Salteador de la Red (espadas@arrakis.es), con Fer13, cuyo nombre real se desconoce y que usaba como e-mail fer13@geocities.com y más recientemente fer13@vesatec.com, por lo parecidos que son sus apodos.]

También existe la posibilidad de que al final todo quede en agua de borrajas, pues aunque según Javier Ribas, tienen "pruebas suficientes para haber actuado," los responsables de Vesatec parecen dispuestos a defender su inocencia e insistían en una rueda de prensa realizada el viernes 13 de junio en que la acción de la BSA no sólo ha sido infundada sino que además ha sido desproporcionada y llevada a cabo con múltiples errores. Algunos de los errores que citan son que el perito del juzgado haya borrado el contenido del directorio que albergaba las páginas de los usuarios en el servidor de Vesatec, lo que puede constituir incluso un delito de destrucción de pruebas; el hecho de que este servidor está físicamente albergado en las instalaciones de la empresa Clinton Internet Services (hobbes.clinton.net), en el estado de Iowa, Estados Unidos, por lo que el perito no podía actuar contra él directamente; o que el mismo perito se haya llevado los ordenadores de Vesatec a su casa sin tomar nota de los números de serie de ninguno de los equipos ni del espacio libre que había en los discos, por lo que podría grabar en ellos ficheros incriminatorios o incluso sustituir los discos por otros.

Además, insisten en que ellos no son los autores de las páginas que dieron lugar a la actuación y en que se les ha causado un grave perjuicio económico por contratos rescindidos y perdidos, perjuicio que valoran en 100 millones de pesetas, por lo que están dispuestos a iniciar las acciones legales pertinentes en contra de la BSA en cuanto puedan, que sería tan pronto como reciban una sentencia absolutoria, extremo del que se muestran convencidos.

Mientras tanto, parece claro que por ahora los socios de Vesatec están decididos a sacar provecho de su momento de gloria, pues el mismo 13 de junio a las 10 de la mañana su servidor volvía a estar en línea, y parecen dispuestos a conseguir hacer todo el dinero que puedan en el menor tiempo posible aprovechando los miles de visitas a su web que sin duda este caso generará.

Fer13, que por la información que hemos podido recabar tiene 24 años y trabaja en una importante empresa nacional, se lleva la peor parte: parece estar amenazado de despido si su identidad se

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información