Innovación | Noticias | 09 MAY 2016

El NIST lanza una competición para resolver los retos de seguridad de la computación cuántica

Una competición del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos (NIST) invitará al público a proponer y probar esquemas de encriptación 'cuántico-resistentes'.
computación cuántica
Katherine Noyes

No es ningún secreto que los ordenadores cuánticos podrían hacer que muchos de los métodos de encriptación actuales fueran inútiles. Por eso el Instituto Nacional de Estándares y Tecnología de Estados Unidos (NIST) quiere que el público les ayude a afrontar esta amenaza de seguridad. La agencia federal ha publicado recientemente un informe centrado en la criptografía en un mundo cuántico que describe las líneas a seguir a largo plazo para evitar el problema antes de que se produzca.  

“Ha habido muchas investigaciones sobre los ordenadores cuánticos en los últimos años y cada una desde de las principales compañías de computadoras hasta el gobierno quieren que sus algoritmos criptográficos sean lo que llamamos "cuántico-resistentes”, explicó Dustin Moody, matemático del NIST. "Así que cuando alguien consiga construir una computadora cuántica a gran escala, queremos tener preparados los algoritmos que no se puedan descifrar”.

La encriptación suele basarse en el desafío de factorizar grandes números para garantizar la seguridad, pero los investigadores del MIT y de la Universidad de Innsbruck en Austria han mostrado recientemente lo que han denominado como la primera computadora cuántica de cinco átomos capaz de descifrar todos estos sistemas de encriptación.

Mientras  que los ordenadores normales representan números entre ceros y unos, los ordenadores cuánticos se basan en escalas atómicas de bits cuánticos o “qubits” que pueden representarse simultáneamente como 0 y 1, un estado conocido como superposición que promete grandes ganancias en eficiencia y rendimiento.

Competición pública

Una de las recomendaciones que aparece en el informe de NIST es que las organizaciones se centren en la “criptoagilidad”, esto es, la agilidad de cambiar rápidamente sean cuales sean los algoritmos que estén usando por unos nuevos más seguros. Crear estos algoritmos más seguros es uno de los objetivos a largo plazo.

Con este fin, una parte clave de los esfuerzos del NIST será la competición en que miembros del público idearán y probarán nuevos métodos criptográficos. Un concurso parecido condujo al desarrollo del algoritmo SHA-3 que se utiliza para autentificar mensajes digitales. La agencia tiene previsto poner en marcha la competición en los próximos meses. “Va a ser un proceso largo que involucre al público en el examen de algoritmos cuánticos resistente”, comentó Moody. “Y no esperamos tener un solo ganador”.

Varios de los mecanismos de seguridad actuales se podrían descifrar con una computadora cuántica, incluyendo las firmas digitales, por lo que se requieren muchas alternativas nuevas.El NIST no quiere perder el tiempo pese a que cualquier amenaza real aún sea cosa del futuro.

 “Históricamente se necesita mucho tiempo para decidir si un sistema criptográfico es bueno hasta que se consigue convertirlo en un estándar en los productos que salen al mercado, se necesitan de 10 a 20 años”, explicó Moody. “Las compañías deben responder a todos los cambios, por lo que creo que es importante empezar a moverse desde este momento”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información