Tecnología | Noticias | 22 OCT 2014

IBM propone inversión tecnológica frente al reto del cloud computing

La transformación cloud en los negocios es ya una realidad. Para responder a cómo plantearse este reto IBM ha celebrado en Madrid el evento 'Cloud en Acción'.
ibm_logo
L.C / Madrid

Una adaptación elástica, un alto grado de automatización, una virtualización avanzada, una rápida movilización de los recursos, y la capacidad de medir y facturar en función del consumo, son algunas ventajas que ofrece el modelo cloud frente al modelo tecnológico tradicional. La nube ha llegado para quedarse, siendo motor imprescindible para los negocios.

 

Una de cada dos empresas tendrá una cloud híbrida en 2017, el 85% del nuevo software ya se está desarrollando para la nube, y el 72% de los líderes de negocio consideran al cloud como un factor clave para el éxito. El cambio es imparable, se acerca a gran velociad y “este nivel de adopción se está acelerando a todos los niveles de las empresas”, según ha comentado Antonio Lubrano, director general de de Servicios Tecnológicos de IBM España, Portugal, Grecia e Israel, durante el evento Cloud en Acción celebrado por IBM en Madrid.

 

Con vistas a afrontar este gran reto del cloud computing, un mercado que en 2013 les aportó 4400 millones de dólares, IBM se ha planteado el futuro desde una estrategia cloud en la que ha invertido 7000 millones de dólares desde 2007.

 

“Hemos puesto en marcha distintas iniciativas que tocan tanto la parte de infraestructura y centros de datos, como las capacidades de desarrollo, para que los desarrolladores de cada empresa tengan a su disposición una plataforma que permita desarrollar nuevos aplicativos en móviles. También estamos invirtiendo en innovación para aplicaciones de negocio. Y en la tecnología del futuro, hemos destinado 3000 millones de dólares al desarrollo e investigación de un nuevo chip dedicado a los requerimientos que tiene cloud, para encontrar nuevos materiales que permitan abordar el volumen de datos e inteligencia que hay que sacar en el mundo actual”, ha comentado Lubrano.

 

La cifra invertida en estos siete años se reparte entre las nuevas adquisiciones (17 empresas, entre las que se incluye Softlayer), la creación del Grupo Watson (con 1000 millones de dólares), la ampliación de su red de centros de datos locales (con una inversión de 1.200 millones de dólares para crear hasta 40 nuevos centros que ayuden a dar capacidades de cloud en todos los territorios), y la creación la plataforma BlueMix, que facilita el desarrollo de aplicaciones móviles y la infraestructura (1.000 millones).

 

Además, Antonio Lubrano ha destacado la importancia de dos alianzas recientes. Por un lado, la que les ha unido a Apple, con la perspectiva que tiene esta compañía de entrar en el mundo de la empresa, desarrollando más de 100 aplicaciones de contenido industrial para las empresas. Unida a los distintos servicios alrededor de los dispositivos. Y por otro lado, la que les ha unido con SAP , convirtiéndoles en proveedor referencial de su infraestructura cloud, ya que esta empresa estaba interesada en tener a su disposición una amplia red de centros de cloud para proporcionar sus aplicaciones de negocio a través de la nube.

 

“Dentro del proceso de adopción de cloud partimos de la premisa de que ya todas las empresas están convencidas que cloud ha venido para quedarse y que es un imperativo para acelerar la transformación de los negocios. Ahora es el momento de plantearse,¿Qué debe hacer una empresa para adoptar cloud”, ha comentado Cristina Caballé, Directora Ejecutiva de Cloud en IBM España, Portugal, Grecia e Israel.

 

Según ha explicado la directiva, es necesario establecer el modelo de negocio como una serie de componentes que se pueden reutilizar, combinar, para dar una mejor respuesta a las necesidades que surjan. Y para responder a la necesidad de esta transformación digital y tener la tecnología a disposición del negocio, considera que hay que establecer cuatro etapas: la de pensar y diseñar la estrategia cloud, la de construir la arquitectura, la de ejecutar la transformación y la de medir el éxito.

 

Para ajustar la tecnología a las necesidades de negocio, IBM ofrece en cloud un modelo abierto, en sus tres capas; la de Infraestructura como Servicio (IaaS); la que sería la Plataforma como Servicio (PaaS) que sería donde está el software para ayudar al desarrollo de aplicaciones cloud, y en la que estaría el Sofware como Servicio (SaaS).

Para impulsar la primera (IaaS) está Softlayer, con una gran red de centros de datos que permite la transmisión gratuita de datos entre ellos y la configuración de estos centros de datos. En lo referente a PaaS, IBM propone Bluemix como plataforma que permite el desarrollo y despliegue de aplicaciones, ayudando a las startups (para las que propone Bluemix Garage para que lancen más facilmente sus productos). Por último, en la capa de soluciones SaaS, están aquellas que dan respuesta a necesidades concretas de las líneas de negocio.

 

El Cloud Marketplace que IBM ha lanzado este año respalda esta estrategia cloud, al ayudar a acceder a esta tecnología convirtiéndose en punto de venta online de soluciones en la nube.

 

Además, Caballé ha despejado las dudas de seguridad que puedan surgir sobre la nube, y la considera “una oportunidad para la mejora de la seguridad” al entenderse cada vez mejor las capacidades que ofrece.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información