Tecnología | Noticias | 19 SEP 2016

Lyft quiere desplegar coches autónomos en cinco años

John Zimmer, presidente de la compañía, ha revelado las previsiones más optimistas y asegura que el descenso en las compras de vehículos descenderá gradualmente hasta prácticamente desaparecer en 2025.
Lyft coche
Redacción

Lyft tiene el objetivo de poner a rodar en las calles coches autónomos en el plazo de cinco años. La compañía, que se ha destapado como la gran rival de Uber y de los taxis convencionales, cree que los fabricantes privados tienen menos probabilidad de desplegar este tipo de vehículos, mientras que asegura que el futuro pasa por las redes operadas por los servicios de comunicación de radio taxi.

John Zimmer, cofundador y presidente de la compañía, quiere poner en marcha esta estrategia con el convencimiento de que “en el próximo lustro habrá más coches robóticos que automóviles conducidos por humanos”.

Uber, el gigante del transporte colaborativo, ya había probado su prototipo de coche autónomo en Pennsylvania (Estados Unidos). En esa ocasión, un conductor estaba preparado para intervenir en caso de emergencia. Por su parte, Lyft ha empezado a hacer pruebas en Phoenix y San Francisco con la colaboración de General Motors, que en enero invirtió 500 millones de dólares en la empresa.

Las previsiones de Zimmer pueden resultar bastante optimistas y dista de parecerse a las que han otorgado otras firmas de la industria. Por ejemplo,  el directivo confronta con Elon Tusk, CEO de Tesla diseñó un modelo por el cual los propietarios de vehículos autónomos pueden generar ingresas alquilando los coches mientras se encuentran de vacaciones y a través de una flota compartida de Tesla. “Sin embargo, los conductores no suelen querer alquilar su coche a extraños”, dijo Musk. Pero Zimmer, cree que cada vez más personas están llegando a la conclusión de que no sale rentable ser propietario de un vehículo. “Cuando los vehículos autónomos en red entran en escena por debajo del coste de propiedad de automóviles, la mayoría de los habitantes de una ciudad dejarían de utilizar su automóvil personal”.

Según esta propuesta de Lyft, una de las consecuencias más inmediatas sería la gran cantidad de espacio que se liberaría en parkings, parques y avenidas. “El advenimiento de los coches autónomos cambiará la vida incluso a las personas que no están interesadas en este sector”, escribió Zimmer en un documento titulado ‘La tercera revolución del transporte’. “Y para el 2025 el hecho de ser propietario de un coche será tan raro como utilizar DVD. Hasta entonces, nos encontraremos con una red híbrida, en la que los vehículos autónomos y los pilotados compartirán las carreteras”.

No obstante, según el presidente, los conductores profesionales no deben temer por su trabajo. “Llegaremos a un punto en que la demanda será tan grande que las flotas de los coches autónomos no podrán cumplir con todos los viajes y seguirán siendo necesarios cada vez más conductores”, concluyó.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información