Innovación | Noticias | 07 NOV 2016

Un dron de la Armada estadounidense puede volar y bucear

El prototipo ha sido desarrollado por un equipo de ingenieros de la Universidad Rutgers de Nueva Jersey.
Naviator
Magdalena Petrova

Investigadores de Rutgers, la Universidad Estatal de Nueva Jersey, se han enfrentado al reto de construir un dron que pueda volar y nadar. Lo han llamado Naviator.

Los “aviones anfibio” no son un concepto nuevo. De hecho, diversos creadores han estado jugando con la idea desde 1930, cuando Boris Ushakov, un estudiante de ingeniería de la Academia Militar Soviética, presentó un hidroavión de tres motores que podía hundir su fuselaje en el agua y torpedear a sus enemigos cuando estuvieran cerca. El proyecto fue desechado antes de empezar a construirse.

Otros intentos le siguieron, como el concepto de “submarino volador” ideado por Donald Reid en 1962. De la misma forma que el de Ushakov, el hidroavión de Reid fue construido utilizando partes de otros aviones y fue capaz de sumergirse 3,5 metros, pero no pudo realizar vuelos largos debido a su gran peso.

Con Naviator, el principal reto ha sido construir una dron que funcionara igual de bien en el agua y en el aire y que fuera capaz de transitar repetidamente entre ambos, afirma Michael Benyo, ingeniero de la Universidad de Rutgers.

“Decidimos tener dos conjuntos de hélices, las de arriba y las de abajo. Hay un sensor que detecta cuándo está el dron en el agua; desconecta la hélice de arriba y tira de la hélice inferior suavemente y sin problemas”, explica Benyo.

Una vez que el dron está bajo el agua, ambos conjuntos de hélices retroceden, pero a una velocidad mucho más lenta. Esto permite que Naviator funcione durante 24 horas en el agua, en comparación con el tiempo de una hora de vuelo. El dron es operado utilizando ondas de radio y un controlador de dron regular, pero este método de navegación resulta problemático en cuanto el aparato golpea el agua. “No puedes comunicarte con el dron bajo el agua. Las señales de radio desaparecen a pocos metros, así que no se pueden utilizar las comunicaciones de radio normales”, sostiene Benyo.

Existen formas de comunicarse bajo el agua utilizando ultrasonido, y los investigadores de la Universidad de Nueva Jersey están en proceso de perfeccionarlas.

Hasta ahora, la mayor parte de la financiación de Naviator ha procedido de la Marina de Estados Unidos, ya que espera utilizarlo para realizar operaciones de búsqueda y rescate en minas submarinas e inspecciones de la flota en el mar.

No obstante, el equipo de ingenieros también contempla aplicaciones comerciales, como inspecciones de puentes, recolección de datos y mapeo. Actualmente, está trabajando en un nuevo diseño que tendrá una envergadura de siete pies y podrá transportar cargas útiles de más de tres libras.

Michael Benyo cree que Naviator llegará al mercado comercial en menos de un año. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información