Tecnología | Noticias | 16 ABR 2015

Windows Server 2003 dejará de recibir soporte en 90 días

Microsoft dejará de prestar servicio para Windows Server 2003 el próximo 14 de julio. Un total de 23,9 millones de instancias a nivel mundial aún tienen pendiente realizar esta migración por lo que la compañía ha puesto en marcha planes para una migración efectiva que combina la última versión del sistema operativo para servidores, Windows Server 2012 R2, con los procesadores Intel Xeon %5 v3.
Encarna González

A Windows Server 2003 le quedan apenas 90 días para que deje de contar con el soporte de Microsoft. Este sistema operativo para servidores, que ha sido el de mayor éxito hasta la fecha comercializado por la firma de Redmond, da paso a las nuevas versiones que sí soportan las nuevas tendencias que han ido apareciendo en el mercado, como los nuevos formatos de aplicaciones, los nuevos dispositivos o incluso el salto a la nube.

Microsoft, Emilio PazPor tanto, tras más de una década, Microsoft ha decidido finalizar el soporte para Windows Server 2003 a partir del próximo 14 de julio, lo que implicará que las empresas tendrán que migrar hacia las nuevas versiones que, como apunta Emilio Paz, responsable de Windows Server en Microsoft Ibérica, “incluyen nuevas funcionalidades, como el caso de Windows Server 2012 R2, en la que cada año incluimos más de 300 nuevas funcionalidades”.

Pero, ¿qué conlleva este final del soporte para Windows Sever 2003? Como explica Emilio Paz, esto implicará que “no habrá más actualizaciones, ni compliance, ni seguridad, ya que no se seguirá desarrollando código para este sistema operativo”.

De los 23,9 millones de instancias de Windows Server 2003 existentes hoy en día, la mitad de ellas en servidores físicos y la otra mitad en virtuales, el 34% están en grandes empresas, el 33% en medianas corporaciones, el 25% en pequeñas empresas y el 8% en el sector público. Desde Intel también han querido hacer énfasis en la importancia que tiene que, “aunque ya vamos tarde”, las empresas aborden la migración y abandonen Windows Server 2003. Como señala Agustín Gallego, director de alianzas y desarrollo de negocio en Intel Corporation Iberia, “actualizando los servidores con la última generación de la familia de procesadores Intel Xeon E5 v3 y Windows Server 2012 R2, los clientes podrán maximizar el rendimiento, mejorar la eficiencia energética y cumplir con las normativas de seguridad establecidas”.

El acceso a nuevas aplicaciones de negocio, poder escalar la infraestructura de TI de forma dinámica, cumplir con los requisitos regulatorios y mejorar el control de la seguridad son solo algunos de los muchos beneficios que desde Microsoft señalan como claves en las empresas que hagan la migración desde Windows Server 2003. “Las empresas que sigan con Windows Server 2003 a partir del próximo 14 de julio quedarán expuestas a riesgos de seguridad muy elevados, lo que tendrá un impacto en todo su negocio”, señala Emilio Paz quien anima a que las empresas apuesten por esta renovación que combina Windows Server 2012 R2 con la familia de procesadores Intel Xeon E5 v3.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información