Negocio | Noticias | 14 SEP 2017

Apple continúa liderando, pero no ha cambiado las reglas del juego

El analista Alberto Bellé da su opinión sobre la evolución de Apple en los últimos años y su impacto en el mundo empresarial. ¿Dejarán huella los nuevos lanzamientos de la tecnológica en las organizaciones?
Apple logo 5G
Alberto Bellé, principal analyst de Delfos Research

Apple sigue poniendo en valor su diseño interior y exterior, y su rendimiento superior, aunque estas ventajas siguen siendo puntuales o incrementales frente a lo existente. Aunque promete grandes ingresos, no cambian las reglas de juego, no se rompe el mercado.

Con sus nuevos lanzamientos, Apple ha estirado la frontera competitiva del mercado de smartphones. De nuevo, ha creado una estela de productos y funcionalidades que adoptará sin duda la competencia y beneficia al mercado entero. Su reto está en capturar la mayor cuota posible de este beneficio.

Los nuevos modelos, tanto el iPhone 8, 8 plus y X ofrecen el mejor rendimiento del mercado, apoyándose en su gran fortaleza que la integración de hardware y software, capaz de exprimir un rendimiento superior de la combinación de ambos.

Apple rompe la barrera de los 1.000 euros. Su IPhone X presenta un diseño renovado, maximizando la pantalla aprovechando el espacio del dispositivo. Con este modelo, Apple apuesta por seguir empujando los precios hacia arriba, manteniéndose al margen de la competencia en precio tan presente en los mercados de tecnología.

La referencia sigue siendo el consumo, que se trasvasa a la empresa. La mejora en seguridad que aporta el reconocimiento facial es atractiva para muchas empresas y cargos directivos, pero no es un factor que vaya a disparar su adopción. La principal palanca sigue siendo la experiencia de usuario, como consumidor, apoyada en el diseño y el estatus, que genera una demanda del dispositivo en el directivo.

Hay un aspecto diferencial que en opinión de Delfos no se ha destacado lo suficiente: la orientación nativa de los nuevos iPhones a realidad aumentada junto con su ARKit, así como su chip Neural Engine de inteligencia artificial. Apple ha lanzado el hardware, su principal fortaleza, para hacer realidad la realidad aumentada y la inteligencia artificial en el mercado. De hecho, esta ya está presente, mejorando tanto el tratamiento de la imagen, el rendimiento energético o el asistente.

No obstante, su despegue definitivo dependerá del lado del software, de que aparezca una killer application. De hecho, Apple está promoviendo activamente su ARKit entre los desarrolladores, para liderar la creación de un ecosistema de realidad virtual. Pero  no hay garantías de que esta killer application no pueda provenir de un ecosistema competidor, dado que sus principales competidores, desde fabricantes como Huawei o Samsung, o el propio Google, también están invirtiendo en ello, y en algunos aspectos están por delante.

Apple ha demostrado que sigue siendo el visionario no en la creación de nuevas tecnologías, sino en ver cómo tecnologías ya existentes pueden integrarse en un dispositivo como nadie lo ha hecho antes, cambiando o expandiendo la experiencia del usuario.

Apple convierte lo marginal en generalizado: Cuando apuesta por tecnologías a veces infrautilizadas o latentes les da un sello de credibilidad, y beneficia a toda la cadena, desde fabricantes hasta distribuidores. Un ejemplo es la carga inalámbrica. El reto está en que la competencia cada vez alcanza más rápido las innovaciones, buscando un precio más competitivo y alguna funcionalidad añadida.

Además, Apple compite contra sí misma: necesita destacar con fuerza los aspectos diferenciales de sus nuevos modelos, para evitar que su principal competencia sean las versiones anteriores de su propio producto.

En definitiva, en opinión de Delfos, Apple presenta una mejora notable en rendimiento, funcionalidad y diseño, pero sigue siendo incremental. Ha lanzado la plataforma de hardware para una disrupción futura apoyada en la realidad aumentada y en la inteligencia artificial, pero el acelerador para su adopción está en manos de los desarrolladores, es decir, escapa a su control directo. Habrá que ver cómo reacciona la competencia.

Este artículo ha sido escrito por Alberto Bellé, Principal Analyst de Delfos Research

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información