Negocio | Noticias | 26 JUN 2018

Así pretende crecer Equinix en el mercado ibérico

“Por primera vez la empresa de la que formamos parte se dedica por completo a aquello en lo que somos expertos: soluciones de centros de datos e interconexión”, comenta un satisfecho Ignacio Velilla, máximo responsable de Equinix en España, quien explica la ambiciosa estrategia que la multinacional se ha fijado para el mercado Ibérico.
Ignacio Velilla, director general de Equinix en España
Ignacio Velilla, director general de Equinix en España.
Esther Macías

 

Las compañías Abengoa, Schneider Electric y el fondo de inversión Carlyle Group son los ‘padres’ que ha tenido a lo largo de su vida la empresa de soluciones de centro de datos y conectividad Itconic, que es como se llamaba en su última etapa –antes era Telvent– hasta que el pasado mes de septiembre fue absorbida, junto a su marca CloudMas, por el gigante Equinix por un montante de 215 millones de dólares.

Este movimiento, ha reconocido en un encuentro con la prensa Ignacio Velilla, el nuevo director general de Equinix en España, ha supuesto un espaldarazo tanto para los propios empleados como para los clientes. “Por primera vez la empresa de la que formamos parte se dedica por completo a aquello en lo que nosotros somos expertos: soluciones de centros de datos e interconexión”.

Velilla, al frente del negocio español de Equinix desde hace un mes y medio, es un viejo conocedor de este negocio y de Itconic: “Empecé en ella como ingeniero hace casi 18 años y he hecho casi de todo”. El responsable cree que la integración de Itconic y CloudMas (con 300 empleados en Iberia) en Equinix tiene muchos aspectos positivos, entre ellos, permitirá que los cinco centros de datos heredados de Itconic (dos de ellos ubicados en Madrid, uno en Barcelona, otro en Sevilla y otro en Lisboa) se interconecten con la red internacional de Equinix, un proyecto que estará finalizado el próximo mes de octubre, como ya adelantaba a ComputerWorld Régis Castagné, director para el sur de Europa de la multinacional americana. Ésta tiene unos 200 centros de datos repartidos en 24 países que brindan servicio a unos 9.500 clientes, fundamentalmente grandes compañías de todos los sectores y proveedores de Internet y servicios cloud.

La conexión fuera del Internet público, un negocio en auge

La tecnología de interconexión, según Velilla, posibilita a las empresas una conexión rápida y directa entre ellas sin tener que pasar por el Internet público, “lo que evita riesgos de seguridad”. “Se trata de un negocio que crece de forma exponencial, con un aumento del tráfico del 45%, según nuestros datos, mientras que el tráfico por Internet crece a un ritmo del 24%”.

Además de esta integración entre los centros que tenía Itconic con la red de interconexión de Equinix, la compra permitirá a la filial ibérica ofrecer un servicio definido por software que permite a las empresas entrelazar infraestructuras distribuidas y ecosistemas digitales a través de distintos mercados, una opción que la multinacional ofrece bajo la marca Equinix Cloud Exchange Fabric. “Hasta ahora nos costaba firmar acuerdos globales con clientes por no poder ofrecer una conexión global, pero lo podremos hacer y este es uno de los puntos fuertes de la nueva compañía”, ha señalado el director general de España.

Equinix, un gigante que ha crecido a golpe de talonario

Equinix, como ha recordado Velilla, es un gran desconocido a pesar del tamaño de la empresa, con 7.000 empleados, su capitalización bursátil, de 33.000 millones de euros (prácticamente al mismo nivel que la de Telefónica) y su facturación, unos 4.700 millones de dólares en 2017 (y una provisión de superar los 5.000 millones este 2018).

En sus 20 años de vida la compañía –constituida en 1999 por un fondo de 12,4 millones de dólares aportados por Benchmark Capital, Cisco y Microsoft– ha ejecutado una ambiciosa expansión global a golpe de adquisiciones. En este periodo ha cerrado 21 compras, entre ellas la del operador estadounidense Verizon en 2017. Fue también el año pasado cuando la empresa vio que España era un buen mercado para operar. “España es la quinta economía de Europa, muchos clientes que ya tenía Equinix hacían operaciones en nuestro país que, además, tiene una posición estratégica, un buen punto de entrada de África, y con fuertes lazos con Latinoamérica”, según Velilla. Un atractivo cóctel al que Itconic aportaba los cinco centros de datos mencionados en la Península Ibérica, más de 400 clientes de empresas, unos 100 carriers y más de 90 proveedores de servicios de IT, cloud y contenidos, además de acuerdos con los grandes jugadores del mercado de nube como AWS, Google Cloud o la pata de Azure de Microsoft, con los que realizan venta conjunta.

 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios