Negocio | Noticias | 20 ABR 2016

AWS centra su estrategia en los discos duros para ofrecer servicios Big Data

Tags: Big Data Nube
Este lanzamiento permite almacenar archivos de forma más barata y con un método útil para grandes cargas de datos. Además, la compañía ha anunciado un nuevo servicio que ayudará a las empresas a iniciar su migración a la nube.
big data
Redacción

Amazon Web Services regresa a métodos tradicionales para ayudar a las empresas a hacer frente a grandes cargas de trabajo de datos. El proveedor cloud ha anunciado que lanzará dos nuevos tipos de volumen para su servicio Elastic Book Store. Éstos serán accionados mediante discos duros.

Los nuevos Throughput-Optimized HDD y el Cold HDD EBS permiten a las compañías almacenar archivos de forma más barata y de una manera que todavía es útil para las cargas de trabajo de datos grandes como MapReduce y Kafka. El primero está destinado a los casos de uso frecuente, mientras que el Cold HDD está construido, además, para aplicaciones que hacen referencia a los elementos almacenados con menos frecuencia.

Para conseguir todos esos datos en AWS, los clientes tienen a su disposición un nuevo dispositivo de almacenamiento de 80TB, el Snowball, que ya se une al actual de 50TB. De este modo, los usuarios pueden enviar sus datos desde sus servidores de correo a los de Amazon.

Además de añadir los datos a la región de AWS en Virginia (Estados Unidos), Snowball trabaja ahora con la región de California, así como zonas de Sidney (Australia) y Dublín (Irlanda). Para los clientes que no necesiten mover grandes volúmenes de información, la compañía ha lanzado el servicio de transferencia de aceleración S3, el cual está diseñado para obtener cantidades moderadas de datos transferidos rápidamente en el Simple Storage Service AWS.

 

Objetivo: hacer más fácil la migración a la nube

Estos servicios de almacenamiento anunciados ayudarán a los clientes  a obtener datos en la nube más rápido, algo realmente importante para las empresas que están iniciando sus procesos de migración. Además, el administrador general de AWS, Matt Wood, ha puesto de relieve un nuevo descubrimiento que facilitará esta labor a las empresas ayudándolas a analizar las aplicaciones heredadas que se ejecutan en sus centros de datos de aplicaciones cloud.

Esta herramienta permite a los usuarios identificar sus aplicaciones y las dependencias de infraestructura de las mismas para luego medir una línea base de rendimiento de las aplicaciones que funcionan en las instalaciones antes que las empresas consideren trasladarlas a la nube. Esto no quiere decir que todo el proceso esté automatizado. Sin embargo, el servicio está destinado a detectar las necesidades de los clientes para después entregarlos a los socios que puedan migrar la aplicación a la nube.

Según Wood, este movimiento muestra una de las principales diferencias entre su firma y Microsoft, quien consigue clientes que ejecutan aplicaciones en las instalaciones debido a su continua inversión en software.

Por el momento, habrá que esperar para ver con qué frecuencia las empresas estarán dispuestas a portar aplicaciones a cloud cuando ya han invertido mucho en infraestructura en las instalaciones.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información