Negocio | Noticias | 18 NOV 2015

Claves para comprender la nueva directiva de la UE sobre pagos electrónicos

La nueva directiva promulgada por la UE sobre comercio electrónico incide en el desarrollo y evolución del comercio online a través de los servicios de pago y en la seguridad para comerciantes y usuarios. El abogado Rafael García del Poyo desentraña los puntos vitales de la norma.
ecommerce
Mario Moreno

La Unión Europea ha publicado esta semana una nueva directiva sobre pagos electrónicos que deroga y actualiza la anterior de 2007. La misma, se basa en el desarrollo de los mercados de pagos electrónicos en un contexto en el que la evolución del comercio online ha sido constante.

Estos pagos disponen habitualmente de un soporte intermediario entre el sitio web del comerciante y la plataforma bancaria del consumidor, con el fin de iniciar los pagos por transferencia online. De este modo, se establece un régimen regulatorio que permite al proveedor de servicios de pago de iniciación dar una garantía al comerciante de que los fondos necesarios para las operaciones de pago están disponibles en la cuenta del cliente y que el pago se ha iniciado. Estos servicios proporcionan al usuario del servicio de pago información en línea sobre cuentas de pago mantenidas con otros proveedores y tener una visión general de su situación financiera en un determinado momento.

Al mismo tiempo, la directiva promueve medidas de seguridad y se garantizará un sistema de autenticidad para identificar al cliente por cada transacción.

Como explica Rafael García Del Poyo, abogado experto en tecnología y socio del despacho de abogados Osborne Clarke, a ComputerWorld la directiva avanza progresivamente a “la consecución de un mercado único digital”. Estas son las claves de la nueva directiva según el abogado:

 

Por qué es necesaria la nueva directiva

Para llegar a la consecución del mercado único digital, la directiva incide en dos grandes puntos. El primero, mejorar las competencias de las empresas que se dedican al sector. Para García del Poyo una mejora de las competencias supone “un aumento de la calidad de los servicios”. Por otro lado la directiva hará hincapié en evitar el fraude, dando mayor seguridad a empresas y usuarios.

 

¿Responde a las necesidades del contexto actual?

“El derecho europeo es un proceso progresivo de evolución y adaptación a las necesidades que se generan”, asegura Del Poyo. Para el abogado, la nueva directiva se encamina a cubrir necesidades como la inclusión de todo tipo de monedas, facilitación de transacciones que tienen lugar cuando un miembro se encuentra fuera de la Unión Europea, o, la prohibición de cargos adicionales por parte de los comerciantes. 

“Se pretende hacer una pequeña revolución que intente abrir el mercado a terceros actores. Lo que antes manejaban en exclusividad las entidades financieras ahora pasa a ser recurso de también de terceros”. Por tanto, según el abogado la directiva no solo se adapta a las necesidades que surgen, sino que “da pasos adicionales”.

 

¿Hacia dónde evoluciona el mercado de pagos por la red?

Teniendo en cuenta que las directrices de la norma se empezaron a aproximar en 2013, el mercado evoluciona “muy lentamente”. “Ahora se abre un proceso en el que los consumidores deben evaluar los impactos de la normativa. Esta es una buena oportunidad para considerar aspectos estratégicos por parte de las empresas del sector”, afirma García del Poyo. En cuanto a la utilización de dispositivos móviles como medios de pago Del Poyo advierte que deben tener clara “la infraestructura jurídica que hay detrás de este sistema”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información