Negocio | Noticias | 12 OCT 2015

Dell compra EMC por 67.000 millones de dólares

La compañía fundada por Michael Dell finalmente se hace con el gigante de gestión de la información. La operación, que se realizará en efectivo y a través de la compra de acciones, está valorada en 67.000 millones de dólares.
Dell SC4020 Storage 1
Esther Macías

El gigante tecnológico EMC pasa a formar parte, por fin, del universo de Dell. Después de muchos rumores al respecto y negociaciones que han durado meses, desde la compañía fundada por Michael Dell han comunicado oficialmente hoy la compra de la empresa liderada por Joe Tucci. La operación, la mayor protagonizada hasta la fecha en la escena tecnológica, se realizará en efectivo y mediante la compra de acciones y está valorada en 67.000 millones de dólares.

Cuando esta culmine (se prevé que la compra se cierre entre el segundo y el tercer trimestre de 2016) EMC pasará a ser una empresa privada dentro de Dell, que ya lo es y tiene como propietarios al propio Michael Dell, su fundador, así como a MSD Partners y Silver Lake. En este sentido, hay que especificar que VMware, una de las empresas de las que EMC es propietaria (tiene más del 80%), aunque está incluida en el acuerdo de compra, continuará siendo independiente y cotizando en Bolsa, como lo hace en la actualidad.

La empresa resultante, “la compañía tecnológica privada más grande del mundo”, como reza un comunicado emitido por Dell, tendrá como consejero delegado al propio Michael Dell, quien con este movimiento logra situar a su empresa en una mejor posición en el negocio del almacenamiento para grandes corporaciones, donde Dell tiene menor presencia y oferta que EMC. Por otro lado, el movimiento casa a la perfección con la estrategia seguida por Dell en los últimos años, basada en convertir a uno de los grandes vendedores de PC a escala mundial en un jugador de peso en el segmento de la informática B2B. Con este movimiento, de hecho, la empresa refuerza su postura de brindar una oferta end to end a sus potenciales clientes, un posicionamiento antaño defendido por competidores como HP (que finalmente optó el pasado año por escindirse en dos empresas para mejorar su llegada al mercado) o IBM (que se desprendió en 2004 y en 2014 de su negocio de PC y de servidores x86, respectivamente, para centrarse en otros negocios).

 “La combinación de Dell y EMC crea un centro neurálgico de soluciones empresariales que proporciona a nuestros clientes innovación líder de la industria en todo su entorno tecnológico. Nuestra nueva compañía estará especialmente bien posicionada para crecer en las áreas más estratégicas para la próxima generación de TI, lo que incluye la transformación digital, el centro de datos definido por software, la infraestructura convergente, la nube híbrida, la movilidad y la seguridad”, señala Michael Dell en el citado comunicado, en el que afirma estar “deseando” asociarse con los equipos de EMC, VMware, Pivotal, VCE, RSA y Virtustream, todas propiedad de EMC Corporation.

Por su parte, Joe Tucci, presidente y consejero delegado de EMC, asevera estar “tremendamente orgulloso” de todo lo que él y su equipo han construido en EMC desde los “humildes inicios como una startup ubicada en Boston hasta una empresa tecnológica global de primera línea”. Tucci añade: “Las olas de cambio que ahora vemos en nuestra industria no tienen precedentes y, para navegar en esta transformación debemos crear una nueva compañía para una nueva era”. La combinación de EMC y Dell, finaliza, “demostrará ser una combinación ganadora para nuestros clientes, empleados, socios y accionistas”.

En todo caso, la compra aún está sujeta a que las autoridades correspondientes y los accionistas de EMC den luz verde al proceso.

 

Reacción de HP

Desde HP, el gran rival del binomio Dell-EMC, se han apresurado a hacer público un comunicado especialmente duro con su valoración de la compra, que califican como “una oportunidad real para HP”. En el escrito alegan que esta fusión llevará varios años y será un elemento que distraerá a estos competidores en un momento en el HP ya está centrada en hacer funcionar las dos compañías en las que se ha separado: HP Inc, muy centrada en dispositivos personales e impresión, y Hewlett Packard Enterprise, enfocada en tecnología para el mundo de la empresa. “La carga de la deuda masiva que Dell y EMC tienen significa indudablemente que tendrán que reducir radicalmente su I+D y la integración creará inevitablemente una disrupción mientras intentan racionalizar portfolios, programas de canal y liderazgo”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información