Negocio | Noticias | 13 OCT 2015

Dell y EMC: ¿cuál es el verdadero significado de la compra?

A pesar de su elevado precio, la adquisición de EMC por parte de Dell no va a remodelar radicalmente el mercado de la tecnología. A continuación analizamos su impacto en el mercado de almacenamiento, en los empleados, en los clientes y en otros competidores, como HP e IBM.
acuerdo alianza
Patrick Thibodeau y Lucas Mearian, Computer World

Tras semanas de rumores, finalmente se ha confirmado la compra de EMC por parte de Dell, una adquisición que no va a ser tan disruptiva para el mercado de tecnología como lo fue, por ejemplo, la compra de Sun Microsystems por parte de Oracle o la de Digital Equipment Corp. por HP, empresas con plataformas y tecnologías competitivas. Y es que, los clientes de Dell ya compraban productos de EMC, debido a que Dell ya era distribuidor de la marca.
Efectivamente, EMC y Dell ya tenían una fuerte relación. De hecho, EMC obtenía entre el 8 y el 9% de sus ingresos de su relación con Dell, mientras que, para Dell, la alianza con EMC representaba el 50% de sus ingresos de almacenamiento en los últimos años. Con el tiempo, sin embargo, Dell ofertó soluciones de almacenamiento de más calidad para el mercado, mientras que EMC empezó a lanzar productos de gama baja, aumentando la competencia entre los dos gigantes de la tecnología. Antes de la disolución de la sociedad en 2011, Dell invirtió más de 2.000 millones de dólares en ampliar su propia familia de productos de almacenamiento, muchos de ellos centrados en la virtualización de almacenamiento y en centros de datos basados en la nube.
En cuanto al volumen de despidos que se producirá en ambas firmas, aún se desconoce. EMC cifró en 70.000 el volumen de empleados el año pasado, y Dell tenía cerca de 110.000 antes de que fuera privatizada a finales de 2013. Michael Dell ha asegurado a los medios que claramente se producirán algunos recortes. “Es cierto que hay algunas sinergias de costes, no vamos a decir que no hay", afirmó Dell, que no quiso entrar en detalles.
Sobre la repercusión que la adquisición tendrá en los clientes, Dell está apostando por la idea de que los clientes quieren productos que se integren fácilmente, y esta fusión ofrece "extraordinarias oportunidades para reunir e integrar tecnologías para los clientes", ha afirmado Michael Dell. "Creemos que los clientes cada vez quieren más esa integración".
Por su parte, Crawford Del Prete, analista de IDC, afirma que la adquisición convierte a Dell en "el jugador más grande de almacenamiento", pero los clientes "tienen más opciones que nunca antes", incluyendo la migración a los servicios basados en la nube. "Usted (el cliente) no está perdiendo una alternativa como consecuencia de la operación", ya que los productos fabricados por Dell y EMC "son en gran parte complementarios."
Finalmente, en lo que respecta al impacto frente a la competencia, los analistas creen que la fusión de Dell y EMC es una mala noticia para HP. Con EMC, Dell mejora su capacidad para competir más allá del mercado de las PYMES en los mercados empresariales de gama más alta, lo que aumenta la competencia de HP. Como apunta Charles King, analista de Pund-IT, “Dell está creciendo mientras que HP está perdiendo impulso y fragmentándose".
Gleen O’Donnell, analista de Forrester, puntualiza que “la conclusión es que la combinación de Dell-EMC dará Dell lo que necesita para competir con HP, Cisco, IBM y, cada vez más, con jugadores de gama baja como Huawei”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información