Negocio | Noticias | 19 FEB 2013

El 60% de las empresas españolas han revisado sus procesos de negocio para internacionalizarse

Los CEO españoles consideran prioritaria la internalización en 2013 y para ello han revisado sus políticas de flexibilidad y procesos de gestión para adaptarse a los de los nuevos mercados a abordar. Un proceso en el que la tecnología se convierte en el gran facilitador.
contratos administración
CW

El 58% de las empresas españolas han revisado sus procesos de negocio para potenciar su capacidad de internacionalización durante 2013. Así lo refleja un estudio de la consultora Setesca, que ha entrevistado a 1.000 CEO de todo el país para conocer mejor cómo debe abordarse un modelo de expansión internacional de éxito.

 

En ese sentido, los máximos directivos de las empresas, contemplan cuatro áreas básicas a la hora de potenciar la internacionalización de la empresa. En primer lugar, consideran que es necesaria una mayor flexibilización para adaptarse a los procesos de gestión específicos del país. Por otro lado, es vital la mejora de la capacidad de comunicación en el idioma de cada país, así como un mayor acceso a la financiación. Por último, los CEO ven clave el conocimiento de la cultura y la idiosincrasia de cada país.


Por ello, las empresas españolas suelen optar por adaptar únicamente aquellos procesos en los que la cultura de consumo o legislación es específica del país, dejando normalmente el resto de procesos, para su gestión desde la matriz. Una tendencia que los autores del estudio califican de incorrecta.

 

“Las empresas exitosas en internacionalización, son aquellas que adaptan todos sus procesos de negocio, tanto a nivel de competencias básicas, (modelo de comunicación, orientación a resultados o trabajo en equipo) como en procesos de gestión específicos, (venta, cobros, pagos o atención al cliente)”, explica Jordi Damià, socio de Setesca y profesor de Estrategia de Empresa en diversos Masters de gestión.

 

Dentro de este proceso, prosigue el informe de Setesca, la tecnología se consolida como “un gran facilitador, ya que debe tener en cuenta estas especificidades y debe ayudar a la integración de las diferentes maneras de trabajar, pero manteniendo una visión común de los principales indicadores de negocio que permita tomar decisiones a nivel local y global”. 

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios