Negocio | Noticias | 01 SEP 2017

El PC sigue siendo la herramienta elegida por las empresas

Y Windows el sistema operativo. A pesar de la caída de los equipos de sobremesa en el mercado de consumo, éstos parecen tener el futuro asegurado en las compañías.
negocio pc
Gregg Keizer

 

Las ventas de PC poco a poco van cayendo. Los viejos ordenadores se están viendo relegados al ostracismo en pos de smartphones, tabletas y quién sabe que más wearables del futuro. Pero no, en la empresa no serán sustituidos. “Los ordenadores tradicionales siguen siendo los amos y señores allí”, asevera la comunidad online Spiceworks.

“Resulta que los escritorios aún gobiernan en los lugares de trabajo y ni siquiera están cerca de perder el mando”, relata el analista Peter Tsai. Un estudio realizado por la propia empresa revela que el 60% de los empleados pertenecientes a organizaciones de Estados Unidos y Canadá todavía utilizan este tipo de quipos como dispositivos principales. Y ya son más de 30 años los que lleva instalado en lo más alto del podio. De hecho, fue considerada como la Máquina del Año por la revista Time en 1983.

La encuesta dice, a su vez, que el siguiente grupo más grande (27%) utiliza ordenadores portátiles. El 13% restante se divide entre clientes ligeros (5%)  los que usan tabletas (3%), teléfonos inteligentes (2%) y el último grito, los conocidos como 2 en 1 solo llega al 1%, de los cuales el producto más usado es la Surface de Microsoft.

Aunque el resultado del estudio contrasta con la antigüedad de los ordenadores y con el hecho de que pude, efectivamente, que estemos ante un callejo sin salida, al mismo tiempo refuerza la conclusión de que las compras corporativas, sobre todo el modelo PC as a service, han mantenido a la industria a flote.  Asimismo, Spiceworks resalta que las compañías no solo dependen de los equipos tradicionales, sino que es poco probable que vayan a cambiar en un futuro a corto plazo. Los profesionales TI, podríamos decir, no han quedado impresionados con todo el abanico de dispositivos que ofrece la actualidad.

Más de la mitad de los encuestados creen que la mayoría de los trabajadores nunca utilizarían un dispositivo móvil como principal. Y solo el 21% está de acuerdo en que la mayoría consideraría un dispositivo móvil como herramienta elemental para 2023. Los métodos de entrada de PC y las ventajas de productividad que otorgan siguen siendo las razones del dominio que ostentan, tanto los ordenadores de sobremesa como los portátiles. Casi la mitad asegura que incrementará el gasto en portátiles y un cuarto los equipos anclados.

“Si bien es cierto que los ordenadores de escritorio se irán convirtiendo cada vez menos frecuentes en el futuro,  el paso que se está dando hacia los ordenadores portátiles y los desafíos de usabilidad que conllevan dispositivos como los teléfonos evitarán que éstos últimos se apoderen del lugar de trabajo”, dice Tsai. “Mientras que el mercado de consumo gravita hacia nuevos dispositivos, las compañías quieren herramientas en las que confíen y que capaciten a los usuarios”.

La fiabilidad es, de hecho, la más votada a la pregunta de cuál es el motivo a la hora de elegir proveedor, seguida del rendimiento y la seguridad. En este sentido, Dell es el elegido como primer fabricante por parte del 34% de los encuestados, seguido de HP (28%) y Lenovo (23%).

Otra de las grandes beneficiadas de la encuesta es Microsoft. La tecnológica de Redmond, que ha virado su discurso del consumo a la empresa, mantiene prácticamente todo el territorio, desde Windows hasta administración pasando por Azure. Por lo tanto, su lugar es seguro, sólido y solvente.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información