Negocio | Noticias | 22 JUL 2015

Ibermática lleva su outsourcing TI a la nube

Las soluciones cloud ayudan al cliente a tener una mayor flexibilidad en el dimensionamiento de sus infraestructuras al pagar sólo por los recursos que usan en cada momento.
Sede Ibermatica San Sebastian
ComputerWorld

Ibermática está preocupada por estar a la vanguardia en el ámbito de la externalización de TI y así ofrecer a sus clientes el máximo valor añadido. Su última apuesta en este sentido: ofrecer sus servicios de outsourcing TI en modo cloud computing. Se trata de una iniciativa que ya ha implantado con éxito en 2014 en  clientes como CIE Automotive o el Grupo Arteche, y en 2015 quiere consolidarla. Este nuevo tipo de proyectos se ejecuta bajo un nuevo paradigma basado en servicios en la nube, para pagar sólo por los recursos que se usan en cada momento. Esto confiere una gran flexibilidad en cuanto a la disponibilidad y contratación de los recursos que el cliente pueda necesitar en diferentes periodos. Aprovechando esta circunstancia, se beneficia también de mejoras en las infraestructuras, trasladando sus sistemas a una plataforma modernizada y orientada plenamente a dar servicios en cloud.

La nube está compuesta por grandes grupos de servidores remotos unidos en una gran red, que permiten acceso universal, compartir servicios y establecer una economía de escala para múltiples clientes. Se maximizan la usabilidad y las sinergias, y se balancea entre los servidores en función de las demandas puntuales. Así se optimiza la utilización de los recursos, sin que la organización deba tener un servidor sobredimensionado sólo para casos puntuales.

Bajo este modelo subyace el concepto de ‘pago por uso’, ya que este tipo de servicio se costea en función de la utilización real, sin adquirir infraestructuras, sin preocupaciones por su depreciación y mantenimiento, y con una gestión flexible de la demanda. Se paga por suscripción (cuota fija) o por uso, en función del consumo real efectuado. Es un nuevo modelo de negocio que permite utilizar soluciones innovadoras con economías de escala, con un modelo sencillo y de gasto recurrente. 

Las ventajas de este modelo incluyen el control del gasto, la presupuestación y proyección futura y, en suma, un seguimiento más sencillo del gasto informático (Forbes estima que el ahorro medio en infraestructura se sitúa en el 23% dependiendo de las necesidades y situación de partida de cada cliente). Este tipo de externalización optimiza la disponibilidad y utilización de los recursos TI, garantiza un servicio de calidad y dispone de flexibilidad para asumir nuevas competencias y tecnologías.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 1 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información