Negocio | Noticias | 19 ENE 2018

IBM cierra el 4Q en positivo tras 22 trimestres de caída

Los "imperativos estratégicos" de la firma registran crecimientos de uno y dos dígitos, un buen rendimiento que no se ha reflejado en los beneficios netos.
bien
Nerea Bilbao

Al fin una buena noticia sale de la presentación de las cuentas de IBM: los ingresos durante el cuarto trimestre fiscal han crecido por primera vez desde 2012. Tras 22 trimestres de bajadas.

Los ingresos de sus brazos de negocio Cloud e “imperativos estratégicos” han aumentado un 30% y un 17%, respectivamente. Los ingresos por servicios de analítica han aumentado un 9% y los de mobile un 23%. En total, los ingresos del último trimestre anual han alcanzado los 22.540 millones de dólares, una cifra bastante superior a los 22.060 millones de dólares que esperaban los mercados.

La otra cara de la moneda: unas pérdidas de 1.100 millones de dólares. Esta, junto con las expectativas de unos ingresos superiores, fue la razón por la que los -siempre severos y exigentes- mercados tiraron el valor de las acciones un 3% tras la publicación de las cuentas.

IBM prevé unos ingresos y unos márgenes estables para los próximos ejercicios gracias al crecimiento que espera de Cloud y del negocio de servicios de seguridad que ya en el último trimestre ha disparado su facturación un 132%, de acuerdo a los datos facilitados por la propia compañía.

En los últimos 12 meses, el Gigante Azul ha facturado un total de 79.139 millones de dólares, casi 800 millones de dólares menos que en 2016 y ha obtenido unos beneficios netos de 5.753 millones de dólares, la mitad que en 2016, cuando generó 11.881 millones de dólares.

Mención especial merece el rendimiento de uno de los negocios en auge. En términos anuales, el negocio Cloud ha generado 17.000 millones de dólares; una cifra que eso sí, incluye los activos as-a-service, hardware, software y servicios.

La compañía ha advertido que las tasas de impuestos del 16% en comparación con el 12% de 2017, impactará en los números del próximo ejercicio. El CFO de la firma, James Kavanaugh, lo ha descrito como “viento en contra” de cara al rendimiento fiscal de 2018.

Kavanaugh ha adelantado que 2018 será un año en que la firma se centrará en “reforzar” su posición de liderazgo en “segmentos clave de la industria, incluyendo Cloud, AI, seguridad y blockchain”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios