Negocio | Noticias | 18 ENE 2018

La Comisión Europea marca la ruta para la era digital

Protección de datos, noticias falsas y competencia son los retos que Margrethe Vestager, comisaria de competencia de la Unión Europea, se compromete a defender este año.
Margrethe Vestager en Dublin
Margrethe Vestager en Dublin
Redacción

 

“El mundo está cambiando. Cada vez es más interconectado y abierto. Eso significa que los negocios y la competencia se han convertido en agentes globales. Y necesitamos de regulación para controlar este nueva escenario”. Son palabras de Margrethe Vestager, comisaria de competencia de la Unión Europea, durante su intervención ayer en Bruselas. La directiva enumeró varios de los retos a los que se enfrenta el continente bajo el objetivo de alcanzar un mercado digital único europeo. Para ello, ha puesto el foco en la defensa de los ciudadanos y sus datos, los peligros como las noticias falsas que ponen bajo amenaza a la democracia y las leyes de competencia.  “Tenemos las herramientas para afrontar estos desafíos: un buen Gobierno, grandes infraestructuras y gente formada y creativa”, señaló.

El futuro de Europa, argumentó, pasa por conseguir que las nuevas tecnologías no creen nuevas barreras dentro del mercado único. “Y, la Unión Europea nos ayuda a asegurarnos de que las empresas poderosas deben respetar las necesidades de los consumidores y nuestra sociedad. Somos 500 millones de consumidores, un número suficientemente grande como para asegurar que la tecnología sirve a la sociedad y no al revés”. En este sentido, Vestager aludió a la importancia de nuevas normativas como el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, de sus siglas inglesas) que entrará en vigor el próximo 25 de mayo y que “brindará a los europeos una mejor protección de su información sin importar de dónde provengan las empresas que traten sus datos”.

Asimismo, la comisaria también tuvo palabras para aquellos que se escudan en la web y en las redes sociales para propagar odio y violencia. “Muchos no parecen haber apreciado la influencia que tienen sobre nuestras vidas diarias, pero la Comisión está vigilando muy de cerca el tratamiento de contenido ilegal en línea.

Por último, Vestager se dirigió a las empresas y las arengó a cumplir con las leyes preestablecidas. Y puso como ejemplo el caso de Google, a la que multó con el importe histórico de 2.500 millones de euros por utilizar su motor de búsqueda para dificultar el mercado de la competencia.  “El futuro de Europa depende de este tipo de trabajo”, argumentó. “Tenemos que integrar a las personas tanto en la parte europea de nuestra democracia como en sus esquemas nacionales”.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios