Negocio | Noticias | 26 OCT 2015

Las compras de Dell y la industria del Dr. Frankenstein

Algunas claves de por qué la estrategia de adquisiciones de Dell supone una manera mejor de crecer que si se emplea el recurrido método del monstruo creado por Mary Shelley; un concepto que ha acuñado el columnista Rob Enderle.
1and1_sala_servidores_dell
Marga Verdú

Si hay alguna cosa en la que Michael Dell triunfa con respecto a otros CEOs es en su atino a la hora de realizar adquisiciones acertadas. La diferencia es similar a la que existe cuando un matrimonio decide casarse, frente a una unión hecha burdamente a cachos cuando una empresa compra a otra y actúa como el Dr. Frankenstein al construir su propia empresa-monstruo. Lamentablemente, la industria (tanto tecnológica como de otros muchos sectores) ha decidido que el método del Dr. Frankenstein resulta el más adecuado.

 

Metodologías de adquisiciones que dan miedo

La metodología del Dr. Frankenstein es el procedimiento típico de realizar una fusión cuando una compañía adquiere a otra y, tras ello, obliga a la empresa adquirida a entrar en los procesos relacionados con la nueva política empresarial. A lo largo del proceso, ciertos elementos conflictivos de la empresa adquirida son descartados o peor, aunque menos frecuentemente, cuando los elementos de descarte son troceados y diluidos.

 

En este contexto, aquellos empleados que han tenido problemas con la firma compradora son obligados a realizar el trabajo que exige la nueva organización sin tener en cuenta si el perfil del trabajador encaja con el puesto que ha de desempeñar, todo ello aderezado con un buen puñado de decisiones de gestión corporativa de proporciones catastróficas.

 

La razón por la cual se emplea el procedimiento del Dr. Frankenstein es porque, a priori, puede parecer la solución más fácil de aplicar. Si bien el resultado redunda en un problema de proporciones extraordinarias que podría dar al traste con el valor de la empresa adquirida, poniendo sobre los ejecutivos el extraordinario peso que acarrean tales problemas.

 

El método de Dell, inicialmente desarrollado por IBM, reserva todo el valor de la adquisición enfocándose en la validez de la firma adquirida. Los primeros pasos se concentran en la identificación  y protección de los valores que van a ser comprados, evitando cualquier acción que pudiese actuar en perjuicio de la firma adquirida, y respetando la cultura empresarial, los procesos, los ejecutivos y la localización de la misma, entre otros aspectos.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información