Negocio | Noticias | 06 SEP 2017

María Benjumea: "La gran empresa y la 'startup' se necesitan mutuamente"

La fundadora de Spain Startup South Summit celebra el cambio en la mentalidad de la gran empresa, que ha dejado de ver a los emprendedores como un peligro.
Maria Benjumea Mapa Emprendimiento Spain Startup South Summit
Nerea Bilbao

Aún queda mucho camino por recorrer para coronar el ecosistema de startups español. No obstante, María Benjumea, fundadora de Spain Startup-South Summit, cree que se ha conseguido dar un gran paso en la concienciación de ambas partes que ya han interiorizado que “se necesitan mutuamente”.

Las fórmulas no importan. Ya sea a través de la creación de incubadoras internas o a través de la creación de redes colaborativas, las grandes corporaciones ya ven a las startups como un socio con quien aliarse y no como un peligro, nos comenta Benjumea a través de una conversación telefónica.

Por otra parte, el emprendedor también se beneficia de la tutela de una gran empresa. En concreto, y según el Mapa del Emprendimiento 2017 presentado hoy por Spain Startup-South Summit, seis de cada diez emprendedores que han creado más de una empresa han trabajado en una aceleradora inicialmente, algo que “les facilita mucho las cosas”.

La lectura principal que hace sobre el estudio de este año, que es en realidad una radiografía del ecosistema de startups español, es la gran madurez de la que goza.

Preguntada por este medio por los factores que la han posibilitado Benjumea hace referencia al “cambio de paradigma que vivimos”. En un mundo cada vez más rápido y con mayores posibilidades de innovar (gracias a la democratización de los recursos y herramientas para hacerlo).

Así, el 9% de las iniciativas emprendedoras españolas tiene entre 3 y 5 años de vida, el doble que los datos registrados en 2016 y un 2% por encima de la media europea. Además, casi la mitad de los emprendedores españoles son emprendedores “de serie”, esto es, que repiten en la experiencia de creación de empresas.

El 20% de las startups españolas tiene un equipo de cinco a diez empleados y un 9% de entre diez y 20.

El perfil del emprendedor español es el de un hombre de 36 años con formación universitaria (fundamentalmente una ingeniería) que cuenta con una “sólida trayectoria profesional” antes de poner en marcha el proyecto.

Sobre el papel de la mujer en el ecosistema emprendedor español, Benjumea lamenta que el número de proyectos liderados por una mujer apenas roce el 18%. “Necesitamos empoderarnos”, ha dicho. “Hay mucho talento, la sociedad nos necesita”, anima.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información