Negocio | Noticias | 03 OCT 2017

Stripe, el socio invisible de los gigantes TIC, cumple un año en España

La compañía, que provee a grandes y pequeñas empresas de una plataforma de gestión de pagos integral tiene un equipo de 10 personas que trabaja para clientes en España.
stripe logo
Nerea Bilbao

Sí. Podría definirse a Stripe como una de esas compañías invisibles, admite en una charla informal su responsable de comunicación. A pesar de ser una de las empresas de tecnología con mayor crecimiento a nivel global, de tener socios de la talla de Glovo o El Corte Inglés en España y de Twitter, Facebook, Salesforce o Slack en EEUU y de haber recibido el apoyo inversor de Elon Musk, los fundadores de PayPal o Visa, lo cierto es que Stripe tiene que explicar aún a qué se dedica.

La razón, concluimos en nuestra charla, es la propia naturaleza del servicio. Stripe es una plataforma de software que se encarga de la gestión de los pagos de las compañías que venden productos y servicios online. Esta es la definición más simple, aunque no exacta. Y es que Stripe está engordando su plataforma y añadiéndole más funcionalidades para ofrecer un producto más completo.

El grueso del negocio se divide en herramientas de gestión de pagos online, herramientas antifraude, de pagos y transferencias en redes de compradores y vendedores como Kickstarter; y de gestión de venta y comercialización de productos dentro de aplicaciones de terceros.

Actualmente, nos cuentan los responsables de la compañía en el encuentro con periodistas que ha tenido lugar hoy en Madrid, su apuesta más ambiciosa, Atlas. Se presenta como la forma más sencilla de fundar una empresa. La definición que da la propia Stripe a la herramienta es, cuanto menos, jugosa: “los emprendedores de todo el mundo pueden constituir una empresa en EEUU con solo rellenar un formulario web acerca de su compañía”.

Un socio especializado

“Los usuarios reciben una experiencia fácil e intuitiva, pero la complejidad está ahora en el lado del comerciante”, explica Guillaume Princen, director para el sur de Europa de Stripe. Muchas veces, sigue ya en una charla privada, las empresas tienen que dedicarse a otras cosas y no de la gestión de los pagos.

Lyft es uno de los clientes de Stripe. “Su equipo dedicado a pagos es de dos personas frente a Uber, que tiene a un equipo enorme de personas dedicado a esto. ¿Por qué? Porque lo hacen todo ellos”, explica.

Chicfy y Parclick son dos de las startups españolas que han elegido a Stripe para la gestión de sus pagos. Los fundadores de ambas empresas han recalcado en sus intervenciones que una de las razones por las que eligieron la plataforma fue la necesidad de centrarse en otros aspectos del negocio.

Para grandes y pequeños

Preguntado por ComputerWorld sobre las diferencias entre las empresas nativas digitales y las grandes cuentas a la hora de implantar Stripe, Princen admite que “las grandes empresas se sienten amenazadas por las pequeñas” y que necesitan “lanzar nuevos servicios y productos más centrados en el móvil”. Es cierto, admite, que vienen con “iniciativas más defensivas” pero son conscientes de que tienen que reinventarse.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información