Sociedad de la información | Noticias | 27 JUN 2016

'Brexit': nuevos impactos para el sector TIC

El gasto crecerá negativamente a nivel global, los cambios en la legislación paralizarán la transformación digital en muchas empresas y habrá grandes problemas para exportar talento al Reino Unido. Sin embargo, los expertos ven oportunidades para la industria en España.
Brexit
M. Moreno

Tras unas primeras jornadas de conmoción, los expertos ya están empezando a explicar con datos como van a ser los efectos de la ruptura del Reino Unido con Europa. Las previsiones para el sector TIC se están reelaborando y los profesionales apelan a una rápida desconexión para que los números negativos no crezcan sostenidamente a lo largo de los dos años que puede durar el proceso. En este sentido, se alinean con las instituciones europeas, que esperan hacer del ‘Brexit’ una transición rápida que no ponga en peligro las aspiraciones comunitarias.

Los cálculos para  este año indicaban que el gasto en tecnología en las islas aumentaría un 1,7%, un total de 179.000 millones de dólares. Pero, tras el referéndum, la consultora Gartner no solo no ha podido corroborar la estadística, sino que ha estimado que la inversión disminuirá entre un dos y un 5%, moviéndose en terreno negativo, también, durante el siguiente ejercicio. Esta recesión se notaría también en Europa, pues cabe recordar que el Reino Unido representa el 26% del gasto en el continente, superando a Alemania, con el 18%. Además, Londres es el hogar del 60% de las sedes europeas de las grandes empresas y la mayor ubicación europea de dicho sector. En este segmento se incluyen multinacionales como Samsung, Sony, Toshiba, Intel, LG, Oracle y Xerox. Éstas se pueden ver aisladas ante un mercado de 500 millones de clientes, y podrían optar por abandonar las islas. Y, por supuesto, el desembolso mundial en TI no está a salvo del ‘Brexit’. Los nuevos pronósticos descienden el crecimiento del 1,5% al 1,2% para este año.

“La palabra que explica todos estos datos es incertidumbre”, asegura John Lovelock, analista de Gartner. “Y el problema va a persistir en los próximos meses”.

A nivel normativo el impacto también puede ser brutal. Los altos ejecutivos deberán preparar sus sistemas centrales, revisar sus negociaciones y acuerdos legislativos, lo que podría posponer la inversión en proyectos TI no obligatorios tales como la transformación digital, por lo menos hasta que se vaya aclarando el contexto. Los departamentos TI británicos tendrán que centrarse en cambios en las aplicaciones. Para las más modernas, se tendrán que acometer cambios en la lógica de negocio en áreas como el comercio, los impuestos, o el manejo de datos. Igualmente para los servicios en la nube, o las instalaciones más antiguas, donde las actualizaciones requieren una gran inversión de recursos.

Un estudio realizado por Ovuum sugiere que los líderes empresariales aún no han empezado a preparar todos estos cambios. La consultora explica que esta situación es “comprensible dada la situación sin precedentes en la que nos encontramos”, pero avisa de que este pesimismo se mantendrá por lo menos durante el período de retirada de la UE.

La gran mayoría de los directivos TI del Reino Unido (70%)  votaron a favor de la permanencia en Europa. Lógico si tenemos en cuenta de que se van a encontrar con trabas incluso a la hora de contratar y encontrar talento. “Se pueden requerir visas, más controles sobre la inmigración y sobre los familiares…”, argumenta Clive Longbottom, analista de Quocirca.

 

¿Beneficios para España?

En declaraciones a ComputerWorld, Miguel Recio, abogado experto en el sector TIC, aseguraba que “España debería considerar esta situación como una oportunidad para impulsar nuestro mercado y oferta de servicios electrónicos así como el desarrollo de las TIC, dado que podemos ofrecer mucho más, tanto en la UE como atrayendo inversión y clientes de terceros países”. Pues bien, esta no es la única voz que reclama más protagonismo por parte de nuestra industria. El experto Marc Vidal indica en su blog que “las opciones existen y el ‘Brexit’ es una buena noticia para las tecnológicas ubicadas fuera de Reino Unido. Es una tremenda oportunidad para las capitales techdel continente, como Barcelona, Madrid, Dublín, Goteborg o Berlín”. Para ello, pone como premisa el que se desbloquee la situación política en España, y que se cree una hoja de ruta en el que se tengan claras las prioridades y los pasos a dar.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información