ChipGate | Noticias | 20 MAY 2014

Bull, en las investigaciones climáticas

El centro de computación alemana para la investigación del clima DKRZ acaba de comprar a Bull su primer superordenador de escala petaflop para reforzar sus trabajos de cooperación en la investigación del clima en Alemania. El contrato, que ronda los 26 millones euros, supone el suministro de todos los componentes clave de computación y almacenamiento del nuevo sistema.
Planeta tierra
ComputerWorld

¿Qué hay en la memoria del clima que resulta decisivo para nuestro futuro y el de la Tierra?

La respuesta está en las simulaciones climáticas, que permiten observar el sistema climático y sus complejas evoluciones en un ordenador, con la ayuda de modelos digitales. El nuevo sistema permitirá al DKRZ procesar de manera efectiva la enorme cantidad de datos (Big Data) que requiere la simulación climática.

 

Con un PUE de 1.2. el consumo global de energía del sistema del ordenador demuestra una gran eficiencia energética. "Será refrigerado con un sistema de disipación de calor basado en agua a temperatura ambiente. Una tecnología que requiere mucha menos energía que los sistemas de enfriamiento convencionales. Este nuevo diseño lleva el sistema de refrigeración líquida directamente al procesador y memoria haciendo que sea mucho más eficiente", ha comentado Gerd-Lothar Leonhart, director general de Bull para la zona DACH (Alemania/Austria/Suiza).

 

"Tenemos que utilizar los superordenadores que incorporan los últimos avances tecnológicos para poder mejorar nuestros pronósticos climáticos. Con el nuevo sistema, por ejemplo, esperamos aumentar los conocimientos sobre la predicción de la formación de nubes", ha explicado el profesor Dr. Jochem Marotzke, director del Instituto Max-Planck de Meteorología, uno de los principales usuarios de las instalaciones DKRZ.

 

La experiencia en la optimización de los códigos de software desarrollados por el equipo de programación paralela de Bull en Grenoble fue un factor clave en la decisión de DKRZ. El nuevo sistema es uno de los cinco superordenadores más rápidos de Alemania, según la lista Top500 actual.

 

Además, Bull informaba la semana pasada de su adhesión a la plataforma Bioinformatics (BIB), con la que se pretende promocionar la investigación multidisciplinar, la formación y la transferencia de conocimientos y tecnologías en el ámbito de la Bioinformática.

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios