Transformación digital | Artículos | 12 ENE 1996

El año 1996 marcará el inicio de la Sociedad de la Información

IDC analiza las claves del año que empieza

El año1996 será un paso clave en la progresión hacia la sociedad de la información, a medida que los líderes de la industria diseñan un marco estratégico para responder a la creciente influencia de la informática de consumo y del mundo on-line. Los suministradores que no comiencen a prepararse para estos cambios en 1996 se verán excluidos de los beneficios que trae la nueva era. COMPUTERWORLD analiza en este número los retos a los que se enfrentan las compañías del sector a medida que avanza la sociedad de la información, una era que estará dominada por las exigencias del mercado de consumo, apoyada por una concepción de las redes como centro de la informática y orientada a las múltiples posibilidades que ofrece Internet y el mundo de los sistemas on-line.

IDC señala una serie de tendencias que, o bien se consolidarán o bien surgirán a lo largo del 96. Para empezar, la consultora prevé que 1996 será el año de la resaca de Internet, pasada la intoxicación que ha sufrido el mercado y que caracterizó a 1995. Una vez publicitado el fenómeno, el 96 será el año que siente las bases de un futuro establecimiento, pero el lento desarrollo de una base de consumidores para el comercio on-line no dará frutos económicos espectaculares.

Además, toda la expectación que se ha venido produciendo en torno a Internet traerá como consecuencia un sinfín de adquisiciones cuestionables desde el punto de vista de su utilidad para la compañía compradora.

Volviendo a La Red, los primeros dispositivos Internet aparecerán en 1996. Aquí los fabricantes de consolas de videojuegos van a tener mucho que decir: Sony lanzará una PlayStation con soporte de acceso a Internet por 250 dólares y Sega y Nintendo comercializarán adaptadores Internet para sus consolas a un precio no superior a los 100 dólares.

Internet, Internet e Internet

Además, el acceso a Internet de alto rendimiento se suministrará a los hogares por una tarifa de entre 15 y 20 dólares por mes en 1996, reducción significativa teniendo en cuenta que actualmente la media estaba situada entre 25 y 70 dólares. Estos precios bajaran aún más en los próximos dos años: de entre 10 y 15 dólares al mes.

Los "agregadores de contenido" de información on-line (Compuserve, Prodigy) obtendrán más de la mitad de sus ingresos en suministrar acceso a La Red a mediados de 1997.

Por otra parte, la concepción de las redes como centro de la informática y la aparición de los interfaces multimedia significarán un giro en el software de aplicaciones y en el mercado de las herramientas de desarrollo. En este campo, la próxima generación de líderes en el segmento de las aplicaciones serán aquellos que soporten conexiones sin interrupción con Internet. El nacimiento de La Red y la creciente importancia del mercado del entretenimiento junto a los cada vez más ricos interfaces supondrán un desafío para los actuales suministradores de herramientas cliente/servidor como Microsoft, Powersoft, Dynasty o Forte, así como para las compañías de software empaquetado como puedan ser SAP o Peoplesoft.

También durante este año y a lo largo del 97, los suministradores explorarán nuevos terrenos en el ámbito del diseño de PCs destinados a provocar una bajada de precios en los dispositivos multimedia para penetrar en nuevos segmentos del cada vez más importante mercado de consumo. La clave para una penetración exitosa en los hogares será ir más allá de la idea del PC estándar universal y ofrecer múltiples sistemas teniendo en cuenta los ingresos familiares, la edad de los usuarios o la aplicación a la que está destinado.

Sin embargo, los suministradores que no se adapten rápidamente al creciente impacto del mercado de consumo se quedarán fuera de juego.

Aumenta la demanda de escalabilidad

Los grandes sistemas pasarán a ser "políticamente correctos". Los servidores de gama alta se utilizarán cada vez más para soportar acceso directo de miles a millones de usuarios, contrariamente a los cientos de usuarios corporativos que se soportan hoy en día. Este hecho servirá para acelerar el ritmo del establecimiento del paralelismo. La necesidad de escalar presionará a Microsoft y a la parte corporativa de su estrategia, debido a que NT es un desarrollo más asociado a la gama baja, al tiempo que revitalizará la gama alta del mercado Unix. Los beneficiarios principales serán, por tanto, HP, Sun, IBM y, quizás, una rejuvenecida Digital. En 1996 NT continuará robándole cuota de mercado a Unix en el área de los servidores, pero la visión a largo plazo del sistema operativo de Microsoft "eliminando" a Unix del terreno de juego parece, de cualquier forma, bastante improbable.

Por otra parte, las licencias de software soportarán acceso a la red y lo que se denomina "alquiler" a corto plazo. Las opciones para fijar el precio del software se ampliarán hasta ofrecer alquiler de aplicaciones sobre una red. Incluso los suministradores de software más orientados al usuario aún no saben que hacer para fijar el precio del uso ocasional del software a través de una red. Aún así, la capacidad para soportar este modelo permitirá a los suministradores incrementar notablemente su volumen de negocio en la próxima década.

Acceso a las bases de datos corporativas

Otro punto que señala IDC como esencial en la estrategia de las empresas para abordar el mercado de consumo será ofrecer a los clientes on-line, la posibilidad de acceder directamente a los datos (información de producto, por ejemplo). Los suministradores de bases de datos tendrán una baza importante a jugar mediante el suministro de herramientas que enlacen las bases de datos corporativas con La Red, ofrezcan herramientas para navegar lo suficientemente atractivas, soporten capacidades de seguridad fiables y puedan integrarse con los sistemas de servicio de los usuarios.

Asimismo, la mayor parte de las inversiones en navegadores, servidores y herramientas de desarrollo para la red se centrarán en los próximos años en el desarrollo y la ampliación de los sistemas corporativos internos (sistemas cuyos usuarios son empleados). Esto no supone una sorpresa para nadie: el mundo corporativo ya está repleto de redes y PCs y la mayoría de los proyectos que se crearán alrededor de Internet ya han sido concebidos en el contexto de la arquitectura cliente/servidor. La Red, por su parte, ofrece una nueva base tecnológica con costes más reducidos que los de las primeras herramientas cliente/servidor. Esto creará una excelente oportunidad para aquellos suministradores que posean desarrollos de cualquier tipo para Internet lo suficientemente relevantes, además de fuertes canales de distribución en el mercado corporativo (Oracle, HP e IBM). Asimismo, y a lo largo de 1996, se producirán también múltiples oportunidades para los suministradores de servicios en el ámbito corporativo.

Microsoft

1996 será un buen año para la compañía de Bill Gates, pero su fuerza se verá retada por la "venganza" de Unix a través de Internet.

Es sabido que una de las causas que han contribuido al desarrollo del fenómeno Internet durante 1995 ha sido la corriente de opinión creada en Wall Street y en el seno de la industria acerca de la cada vez mayor fuerza de Sun y Netscape en La Red en detrimento de Microsoft. Es cierto que el mundo de Internet podría potencialmente debilitar desarrollos claves para Microsoft como OLE o Visual Basic, pero esto no tendrá apenas efecto sobre los ingresos de la firma de Gates en 1996. Microsoft tiene asegurado el éxito con la actualización de millones de desktops a Windows 95 y Office 95. Más allá y desde un punto de vista estratégico, Microsoft aparece más preparada y alerta que IBM entre 1981 y 1985, está haciendo todo lo posible por integrarse al vagón de los suministradores de estándares para Internet y es uno de los suministradores de tecnología más

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información