Sociedad de la información | Noticias | 05 JUN 2015

El cloud computing es más agilidad que coste

Los expertos destacan la importancia de integrar los equipos técnicos, financieros y de negocio cuando se piensa en ir a la nube.
clouds_gestion
Kenneth Corbin, CIO (US)

El cloud computing puede resultar que sea un ahorro de costes, pero este no es el punto. Focalizarse únicamente en el potencial del ahorro de costes, real o imaginado, puede ensombrecer el potencial transformador para un desarrollo más ágil y el fomento de los objetivos de negocio de la empresa, según destacan un panel de expertos sobre el cloud computing.

 

“Poner demasiado énfasis sólo en los costes, olvida mucho de lo que puede ofrecer la nube”, ha comentado Amit Khanna, vicepresidente de Virtusa, una compañía de consultoría de TI, en una discusión online organizada por Amazon Web Services.

 

John Rymer, vicepresidente de Forrester, urge a las compañías que trabajan en una plataforma cloud a impulsar el ritmo de desarrollo de aplicaciones, destacando que algunos incluso utilizan a sus clientes como probadores iniciales de “un producto mínimamente viable”. “Se están utilizando entornos basados en la nube para probar ideas en días”, dice Rymer,

 

“Así pueden comprobar muy rápidamente si están en el camino correcto, y lo hacen produciendo software que ellos mismos y sus clientes pueden ver”, añade. “Es un cambio dramático, pues cambia la capacidad de responder a las oportunidades de negocio”.

 

Forrester prevé lo que Rymer denomina como periodo de “hipercrecimiento” del cloud computing, anticipando que el gasto sólo en la nube pública pasara de 91.000 millones de dólares en 2015 a 191.000 millones en 2020. La parte del león en este crecimiento vendrá en la forma de aplicaciones cloud en un modelo de software-como-servicio (SaaS), seguidas del gasto en implantaciones de infraestructura y plataforma.

 

“Para los CIOs el mensaje es claro: pase al asiento del conductor u otro lo hará”, afirma Forrester en la presentación de su estudio.

 

 “Muchas empresas están votando con sus presupuestos y están adoptando la nube rápidamente”, dice Rymer.

Así, para muchas organizaciones la primera pregunta sobre la nube está cerrada, no es si se hace, sino cuándo y cómo.

 

“El resumen es que la nube es la siguiente plataforma”, afirma Rymer. “Los clientes no nos preguntan ya si tienen que ir a la nube pública. La cuestión es cómo llegar allí”.

 

¿Cómo llegar allí? Para Forrester es esencial estrechar la relación entre el departamento de TI y las líneas de negocio de una organización.

 

Rymer destaca también que la estructura de precios bajo demanda, del tipo “pague según consume” que ofrecen muchos operadores en la nube, es un cambio importante en la forma que operan los responsables de los presupuestos en una organización, de forma que es apropiado que tengan un asiento en la mesa también.

 

“Cambie sus estructuras organizativas”, dice Rymer. “El tema aquí es como responder mejor, de forma que las estructuras organizativas de desarrollo de aplicaciones tienen que estar más estrechamente conectadas con los negocios de lo que han estado nunca hasta ahora”.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información