Transformación digital | Noticias | 07 MAR 2017

Europa necesita cerrar la brecha digital

El Índice de la Economía y la Sociedad Digitales (DESI) de 2017 presentado recientemente en Bruselas pone de manifiesto que la UE avanza, pero la brecha entre los países de mejor comportamiento y los más rezagados es todavía demasiado grande. España se ubica en mitad de la lista.
Europa
Marga Verdú (Bruselas)

 

Para Andrus Ansip, vicepresidente encargado del Mercado Único Digital, “Europa se está digitalizando paulatinamente, pero muchos países han de intensificar sus esfuerzos, en tanto que todos los Estados deberían incrementar sus inversiones para aprovechar plenamente el mercado único digital. No queremos una Europa digital de dos velocidades”, señaló el político en su presentación del informe.

En términos generales, Ansip aseveró que la UE ha progresado y mejorado su comportamiento digital en tres puntos porcentuales con respecto a 2016, si bien advirtió que el ritmo ha de ser más rápido, al tiempo que indicó que la situación varía de un país a otro en hasta un 37% entre los países más y menos digitalizados. Dinamarca, Finlandia, Suecia y los Países Bajos lideran el DESI de este año, seguidos por Luxemburgo, Bélgica, Reino Unido, Irlanda, Estonia y Austria. Los más rezagados son Polonia, Croacia, Italia, Grecia, Bulgaria y Rumanía.

 

Las competencias digitales de los españoles necesitan mejorar

España se encuentra en un lugar intermedio en el ranking correspondiente al progreso digital entre los países de la UE. En concreto, ocupa el lugar número 14 en el índice DESI 2017. El rendimiento de España en el uso de las tecnologías digitales por parte de las empresas y en la prestación de servicios públicos en línea es superior a la media de la UE. Las empresas españolas, según el citado índice, están avanzando en la integración de las tecnologías digitales en sus procesos empresariales, y la quinta parte de las pymes participan activamente en la venta en línea.

En materia de conectividad, el progreso es relevante en términos de abonados a la banda ancha rápida, y la cobertura de banda ancha de nueva generación también es elevada. ¿El punto negativo? Que España es el segundo país cuyos ciudadanos destinan más dinero a contratar banda ancha en relación con sus ingresos. Respecto al uso de internet, aunque los españoles participan en numerosas actividades en línea, en lo que se refiere a transacciones como el comercio electrónico o la banca electrónica lo hacen en menor medida que otros ciudadanos europeos.

En general, en relación con el año anterior, España avanzó en todas las dimensiones, excepto en la que se refiere a capital humano. Y es que, paradójicamente, aunque cada vez más españoles están en línea, el nivel de sus competencias digitales sigue siendo inferior a la media de la UE. Eso sí, en la prestación de servicios públicos en línea España se comporta mejor que la media de la UE y lidera las clasificaciones en relación con los datos abiertos.

 

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información