Transformación digital | Noticias | 02 JUN 2015

La monitorización y la gestión remota de las redes de TI ayuda a disminuir un 32% el tiempo de reparación

El 74% de los puntos de acceso inalámbricos son aún modelos antiguos que no permiten desplegar una estrategia de movilidad sólida, según Dimension Data.
redes neuronales
ComputerWorld

Las redes han continuado envejeciendo por quinto año consecutivo, lo que hace que el 53% de los más de 70.000 dispositivos tecnológicos analizados para el informe Network Barometer Report de Dimension Data sean antiguos u obsoletos (con un aumento del 2% respecto del año pasado). También se produjo una leve caída en el porcentaje de dispositivos obsoletos (se redujo hasta el 9% con respecto al 11% del año pasado), mientras que el porcentaje de dispositivos que envejecen ha aumentado en un 4%. El porcentaje de los dispositivos actuales analizados es el más bajo en tres años.

 

Además, la investigación analizó las redes corporativas en organizaciones de todos los tamaños y pertenecientes a todos los sectores de la industria en 28 países. La monitorización y la gestión remota automatizada reducen el tiempo para solucionar problemas de fallo en dispositivos de red en un contundente 75%. En consecuencia, lleva 32% menos tiempo reparar dichos dispositivos que los que no se gestionan de esta manera. Además, la investigación llevada a cabo este año demuestra nuevamente una fuerte correlación entre los fallos causados por los dispositivos y su etapa de vida útil.

 

Basándose en su experiencia en la evaluación de la madurez del soporte operativo de las organizaciones, en una escala del uno al cinco, alrededor del 90% de las organizaciones aún se ubica en el primer o segundo nivel de madurez. Estos niveles se caracterizan por una falta de estandarización de sus procesos, falta de herramientas para resolución de problemas ad hoc, y existencia de roles y responsabilidades ambiguos para el personal de TI, lo que da lugar a un mayor estado de inactividad de la red y un incremento de los costes operativos. Este también es el motivo por el cual el 30% de todos los incidentes de servicio aún se relacionan con errores humanos.

 

Por otro lado, las organizaciones lentamente expanden las capacidades inalámbricas de sus redes, aunque el 74% de los puntos de acceso inalámbrico son aún modelos antiguos que no permiten desplegar una estrategia de movilidad sólida. Además, la mayoría de los dispositivos de red aún no son aptos para IPv6, muchos de los cuales requerirían una simple actualización de software para lograrlo. Combinados, estos factores apuntan a organizaciones que aún no consideran estratégicamente el impacto de la movilidad empresarial, la colaboración y el Internet de las cosas (IoT) como deberían.

 

Respecto a la seguridad de las redes, hubo una pequeña mejora ya que el porcentaje de dispositivos con al menos una vulnerabilidad se ha reducido al 60% frente al 74% del año pasado. Este cambio se atribuye a la tendencia observada en las organizaciones que renuevan los dispositivos obsoletos con más vulnerabilidades identificadas como consecuencia de su antigüedad. Su reemplazo daría como resultado menores vulnerabilidades en toda la red.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información